Zaragoza // Dos detenidos por intentar vender anuncios en una falsa revista del Seprona a sociedades de cazadores

¿Lo compartes?

Dos hombres, de 35 y 37 años, han sido detenidos en Illescas, Toledo, por intentar vender anuncios de una falsa revista del Seprona a sociedades de cazadores haciéndose pasar por agentes del Cuerpo.

05/12/2013 | Aragón Digital

Los arrestados, D.C.T. y D.S.M.C., han sido detenidos en el marco de la Operación Nullius que puso en marcha el Seprona de la Guardia Civil de Huesca el pasado mes de mayo. Están acusados de un delito de estafa y usurpación de funciones públicas, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Los detenidos actuaban como supuestos agentes del Seprona y se ponían en contacto con sociedades de cazadores y presidentes de cotos de caza de la provincia de Huesca. A estas sociedades se les indicaba que, con motivo del 25 aniversario de la fundación del Seprona, se iba a editar una publicación especial, solicitando colaboración económica para insertar un anuncio en la revista con el nombre de la sociedad, oscilando los precios de dicho anuncio entre los 300 y los 600 euros, según las mismas fuentes.

En muchas de las conversaciones, al parecer, se insinuaba que en caso de colaboración, el Seprona podría obviar o incluso ignorar infracciones en materia cinegética de las que fueran testigos dentro de los cotos. Asimismo, en caso de no colaborar se podría crear malestar entre los agentes, el cual afectaría negativamente en la aplicación de la normativa de la actividad cinegética.

Gracias a la colaboración con la Federación Aragonesa de Caza, se recogieron solo en Huesca más de diez denuncias, estando pendientes de unificar otras formuladas en diversos organismos, así como en diferentes provincias. Las investigaciones para la localización de entidades perjudicadas continúan abiertas.

Tras una investigación patrimonial y de movimientos bancarios se logró identificar y ubicar a los presuntos autores de los hechos en la localidad de Illescas. Los arrestados han quedado en libertad con obligación de personarse cuando sean requeridos por el Juzgado.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *