Zamora // Los sindicatos piden más control de fauna y el vallado de carreteras para evitar accidentes

¿Lo compartes?

La nueva Ley de Seguridad Vial aprobada por el Congreso de los Diputados el jueves, que con carácter general responsabiliza a los conductores de los accidentes registrados en las carreteras con los animales silvestres, es acogida con diferente entusiasmo por unos y otros sectores de la sociedad y así, mientras las organizaciones agrarias reclaman vallados y reducción del número de animales silvestres, los cazadores destacan su importancia por descargar de responsabilidad a los cotos de caza en la mayoría de los siniestros.

22/03/2014 | La Opinión de Zamora | J. A. GARCÍA

Existe, además, el convencimiento de que las pólizas de los seguros se incrementarán con especial incidencia para los usuarios de las carreteras de mayor siniestralidad. 5

Con el nuevo texto el colectivo cinegético por fin pone fin a décadas de injusticia, puesto que hasta lo de ahora eran los titulares de los cotos los que, con carácter general, debían de asumir los costos derivados de los accidentes con especies cinegéticas, aún cuando incluso no tenían capacidad ni para gestionarlas ni, en muchos casos, cazarlas expresan en la Oficina Nacional de Caza, presidida por Juan Antonio Sarasketa. Afirma que la nueva redacción «no deja lugar a dudas». A partir de su entrada en vigor, «en accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas. No obstante, será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno, cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido diez horas antes de aquél. También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos».

Juan Antonio Sarasketa señala que «es un día histórico para el gran colectivo de cazadores españoles y se ha acabado con una de las situaciones más ignominiosas a las que se han visto sometidos los ciudadanos cazadores durante las últimas décadas».

El Grupo Socialista lamenta que la nueva Ley «haga responsables a los conductores». La portavoz adjunta en la Comisión de Seguridad Vial y diputada por León, Helena Castellano, considera que esta medida «perjudica» especialmente a Castilla y León donde se producen más de 5.000 accidentes cada año.

«¿Qué quieren hacer con la gente de los pueblos?» se pregunta el responsable de Medio Ambiente de Coag-Zamora, José Manuel Soto, que califica la nueva Ley de Seguridad Vial como «un auténtico escándalo». «Hace poco la Ley de Pesca, que no se puede pescar, ahora una Ley Vial. El fondo del problema es reducir el número de accidentes, que es lo preocupante, y de eso no hablan los que aprobaron la Ley. Es algo que diremos a los políticos con la pancarta» expresa Soto. El sindicalista señala que «quienes vivimos en los pueblos y vemos cómo se destrozan los cultivos, ahora irán por la carretera, se quedarán sin coche y dirán que la culpa es suya. Si la fauna es res nullius, cosa de nadie, que cada uno actúe por su cuenta. Es inaceptable. Se tienen que establecer tasas a los precintos y valorar los censos de animales silvestres en las comarcas. La seguridad de las personas están por encima». Para Soto la norma ha salido adelante «por la presión de grupos de caza de élites porque los de abajo no pintan nada, y el PP, ante la presión, hizo una Ley a medida». Lo califica de «un atropello más a las gentes que habitan las zonas conflictivas y rurales. La cosa es lavarse las manos. Las compañías, cuando vean que aportan dinero, elevarán el pago, y con dos accidentes dirán que suscribas el seguro con otra compañía» remata Soto.

El secretario provincial de Unión de Pequeños Agricultores, Aurelio González, subraya que «no puede ser regular tan mal la caza mayor porque si hay un accidente puede haber múltiples causas. Alguna puede tener el conductor pero la mayoría de las invasiones de la calzada por parte de los animales salvajes son golpes inevitables». Expresa que «la Administración hurta el bulto en este caso como y hurtó sus responsabilidades en la gestión de la caza. El caso es no asumir responsabilidades y presumir diciendo que tenemos una fauna salvaje importante».

El presidente de Asaja-Zamora, Antonio Medina Roldán afirma «no ver mal la nueva normativa porque era injusto que se pasara los daños a los cotos», pero considera que la Administración «tendrá que tomar cartas porque con poner señales no se soluciona, ni tampoco con que el usuario haga un seguro de accidentes por la fauna. La Administración tendrá que vallar mucho y tendrá que controlar a la fauna».


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *