Vamos con más montajes de pesca a la inglesa

¿Lo compartes?

En esta continuación de montajes a la inglesa, os voy a poner como os prometí en su momento, otros tres grandes montajes de esta apasionante modalidad de pesca, que cada día gana más adeptos.

20140417_175646

En el último reportaje, os deje, tres montajes básicos, pero no por ello dejan de ser efectivos, de hecho, yo particularmente son los que suelo montar para principio de otoño y primavera.

Pues bien, aquí os volveré a colocar otras tres importantes formas de presentar nuestras líneas y cebos.

Montaje 1.

En este montaje, no colocamos ni un solo plomo en la línea, utilizaremos un flotador de los que vienen sin carga, transparente y a ser posible recto, y los más pequeño que necesitemos.

El plomo que vamos a usar de chivato es un número 10, el resultado será simplemente una línea que va a dejar caer el cebo, por pequeño que sea, de la forma más natural posible, así la presentación estará lista para ser cogida desde cualquier capa del agua y por cualquier pez que se mueva en estas capas.

En este montaje, las emociones estarán a la orden del día, probad y veréis que no exagero.

20140505_233922-1

Montaje 2.

Vamos a comenzar con el mismo montaje que en el montaje 1, en cuanto empecemos a notar que recibimos picadas que a veces no percibimos, es cuando pasaremos al montaje que veis en la figura,

Poco a poco hemos ido quitando profundidad, hasta llegar a tener la línea que observáis aquí.

El número de plomos que colocamos en la línea va a oscilar, ya que si hacemos bien nuestro trabajo, terminaremos acabando por usar dos o tres plomos, incluso no utilizando ninguno.

De lo que se trata es de ir lanzando pequeñas cantidades de cebo, en tiempo muy comprimido.

Esto provocará la pelea por ver quien lo coge antes, y ya solo se trata de irnos fijando en nuestra puntera, ella será quien nos indique la ansiada y memorable picada.

Un trabajo para amantes de esta técnica, y para aquellos que quieran gozar de altas dosis de adrenalina.

20140505_234021-1

Montaje 3.

Cuando la profundidad es un verdadero problema, porque tienes más metros que lo que mide la propia caña, es cuando no nos queda más solución que poner un nudo tope a nuestra línea madre.

Esta no es una técnica difícil, pero para los que queremos ser fiel a pescar con fidelidad a las normas de un pescador de flotador, sin necesidad de estar con un plomo grande pegado en el fondo, esto hará que esta técnica, sea una manera excepcional de pescar cuando la profundidad es elevada,

Lo primero que tenemos que hacer, es colocar un plomo de descanso, que puede ser un BB a 60 cm del plomo principal, y con eso tendremos prácticamente construida la línea.

Os animo también a que la probéis, eso sí, con alta profundidad, no os va a quedar otra solución.

20140505_234038-1

Conclusión.

Al igual que en el anterior artículo de montajes a la inglesa (que podréis ver en nuestra web), en la variedad siempre va a estar el gusto.

20140504_140116

Tened en cuenta, que una jornada que se preveía aciaga en capturas, con una modificación de nuestros montajes y plomadas, esto puede pasar a invertirse por completo.

Está claro, que cada montaje va destinado en función de ciertos aspectos, bien sea, la especie a pescar, el viento, la profundidad, etc, pero eso sí, demos rienda suelta a nuestra imaginación.

Además  de todos estos montajes, podemos sacar variantes que nos van a ayudar en gran medida a mejorar nuestra técnica de pesca, y sobre todo nuestra ilusión por querer mejorar.

Mucha suerte, un saludo y pronto mucho más.

 

 

 

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *