Vamos con alguna receta de boilies

¿Lo compartes?

¿Cuántos de vosotros habéis pensado fabricar vuestro propios boilies aunque sean de forma sencilla y básica?

Pues bien, aquí está una de las recetas más sencillas y cómodas de hacer para realizar un cebado, o incluso por qué no, para ponerlos en nuestro anzuelo.

Daros cuenta que no existe mayor satisfacción que capturas carpas, barbos… , con el esfuerzo y sudor de nuestro trabajo.

Esta receta es sencilla por varios motivos:

1) Los productos a emplear son fáciles de encontrar en cualquier tienda de alimentación.

2) Tiene menos número de productos, y así su elaboración se simplifica.

3) Al tener pocos elementos de producción, el coste se abarata, que en estos tiempos que corren también se agradece.

 

Vamos paso a paso.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es que para la fabricación de boilies, se necesitan una serie de herramientas que ya he comentado en otro artículo, que podréis seguir por la web de jara y sedal, se denomina nuestros boilies caseros, allí está todo lo necesario para iniciaros en todo este mundillo.

También podréis ver alguna receta muy sencilla y fácil de realizar, aunque en esta ocasión, voy a poner la receta que por economía, simplicidad y sencillez, mejor resultado me ha dado.

Con las manos en la masa.

Lo primero que voy a hacer, es separar por un lado la parte líquida, y por otra el mix o las harinas a emplear.

La parte líquida consta de las siguientes parte:

  • 10 huevos medianos.
  • 30 ml de aceite de oliva.
  • aditivo del sabor que más os guste (anís, almeja, cangrejo, fresa, tutti-frutti, etc…).

La parte sólida se compone de:

  • 500 gr. de harina de maíz.
  • 500 gr. de harina de soja.
  • 500 gr. de sémola de cereal (yo utilizo o solo la de maíz o hago una mezcla de maíz, trigo, cebada).
  • 400 gr. de leche en polvo.
  • 100 gr. de azúcar si es mezclado de varios tipos mejor todavía.

Esta receta está calculada para hacer 2 kilos de bolas aproximadamente, por lo que las medidas deberían ser exactas.

La parte sólida, será la que se introduce a la líquida y no al revés, una vez amasada y dejándola reposar unos 5 minutos estará lista para ser rulada, con nuestras propias manos o bien con la pistola y tabla, si disponemos de una.

Una vez hecho esto, se pondrán en agua hirviendo durante 1, 5 minutos, y una vez que los saquemos de la cazuela, los pondremos sobre un trapo seco para que puedan secarse durante las siguientes 24 ó 48 horas.

Conclusión.

Esta mezcla es fácil y barata, podéis cebar sin ningún problema, ya que aceptan muy bien este boilie y podréis hacer cebaderos de larga duración.

IMG-20131102-WA0023

Ahora os toca a vosotros comenzar, y aunque quizás la primera vez no os salgan tan bien como deseáis, iréis viendo como con la práctica y tesón todo será coser y cantar.

Pronto iré poniendo alguna que otra receta más, para que sigáis practicando con otras mezclas y texturas.

Os quiero recordar que no existe mayor alegría que sacar un pez con algo hecho por nosotros mismos y eso no tiene precio, o sea que suerte y al toro.

Por último, quiero agradecer esta receta a mi gran amigo Alex de Madrid, el cual es todo un profesional en esta materia y quién hace pruebas y pruebas hasta dar con la tecla correcta.

Suerte y mucho ánimo amigos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *