Valencia // Mueren diez perros por leishmaniosis en les Valls en tan sólo un mes

¿Lo compartes?

La conocida como «enfermedad del mosquito» está atacando de forma alarmante a los perros de les Valls, como se ha alertado desde la Sociedad de Cazadores de Benifairó de les Valls y Faura.

28/04/2014 | Levante | C. MARQUÉS

En tan sólo un mes, han muerto diez animales afectados por leishmaniosis. La fatal picadura de mosquito puede incluso afectar a ancianos o bebés muy bajos de defensas si bien, como han confirmado desde Sanidad a Levante-EMV, de momento no ha habido contagios a personas, como ha ocurrido en los últimos 15 años en toda el área de salud de Sagunt por más que en poblaciones cercanas, como Vall d´ Uixò sí hubiera al menos un joven infectado hace años.

Aún así, el presidente de los cazadores de Faura y Benifairó, Ramón Gaspar, considera que la administración valenciana debería actuar al respecto. «La Conselleria debería realizar el tratamiento antimosquito para evitar que se convierta en una epidemia o haya contagios a humanos», decía.

Desde la clínica veterinaria Les Valls se ha redactado un informe en el que se alerta de la incidencia de la leishmaniosis en la zona. Si bien primero esta enfermedad afectaba a perros de caza, ahora se está detectando también en animales domésticos.

Tanto la subida de la temperatura como las condiciones ambientales de humedad propician el desarrollo de esta dolencia. La temporada de riesgo comienza con el calor, normalmente en mayo y finaliza en septiembre u octubre si se prolonga el verano. El peligro se transmite a través de un mosquito llamado flebotomo y se manifiesta en el animal meses después de haber sido afectado.

La Asociación de Cazadores de Benifairó ha realizado un llamamiento a los propietarios de perros, «que estén alerta ante síntomas como pérdida de pelo alrededor de los ojos, orejas y nariz. Si observan pérdida de peso o apetito así como la aparición de heridas en la piel, ya sea en las patas o en la cabeza el perro puede estar afectado y debe ser tratado».

Vacuna que cuesta 150 €
El elevado coste de la vacuna, 150 euros, así como el tratamiento de junto al elevado riesgo de muerte que conlleva hace que los cazadores reclamen «ayuda o medidas preventivas. Nosotros cumplimos con los animales, hacemos las vacunaciones, el chip y el pasaporte, con lo cual resultaría justo contar con algún apoyo», afirmabam.

Para prevenir el contagio en humanos, desde Sanidad se recomendaba el uso de repelentes, como los que se utilizan para evitar cualquier otro mosquito.

La Asociación de Cazadores de Benifairó ha comunicado la situación al resto de agrupaciones del Camp de Morvedre e incluso a la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana.

«El tratamiento es muy caro»
Ramón Gaspar, presidente de la Sociedad de Cazadores de Benifairó de les Valls, ha visto cómo la conocida como enfermedad del mosquito ha afectado a cuatro de sus perros más preciados. Dos de ellos no han podido sobrevivir a la enfermedad y se ha visto obligado a sacrificarlos mientras sigue tratando sus otros perros. «Dos de ellos estaban muy enfermos, los apreciaba mucho pero era imposible salvarlos; los otros dos por el momento se recuperan bien; el tratamiento para la leishmaniosis es muy caro y duradero pero espero que surta efecto. Son 28 inyecciones y pastillas durante un mes; espero poder sacarlos adelante». El presidente de la Asociación de Cazadores de Benifairó se mostró preocupado a la vez que reclamaba más ayudas de la administración.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *