Valencia // La fauna silvestre provoca daños por valor de 700.000 euros y 200 accidentes

¿Lo compartes?

La proliferación de la fauna silvestre registrada en los últimos años en la Comunitat Valenciana ha provocado ya más de 700.000 euros en indemnizaciones por daños a la agricultura y es la causa demostrada de unos 200 accidente de tráfico al año, especialmente debido a jabalíes y la cabra hispánica, algunos con víctimas mortales.

28/05/2014 | Levante | JOSÉ SIERRA

La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, y el secretario autonómico de Agricultura, Alfredo González, presidieron ayer la constitución de la Comisión Autonómica de seguimiento de daños provocados por la fauna salvaje.

La Comisión acordó trabajar en un protocolo de comunicación de daños en cultivos agrícolas por acción del conejo de monte que va a permitir «actuar con mayor rapidez ante la previsión o aparición de daños significativos causados por esta especie», según fuentes de la Generalitat.
Los daños provocados por la fauna silvestre han pasado de ser prácticamente una anécdota reducida al entorno de la reservas de caza de Cortes de Pallás y de la de los Puertos de Tortosa y Beceite a convertirse en un problema generalizado que afecta a todo el territorio valenciano y que va a más debido al crecimiento incontrolado de las poblaciones de conejo, jabalí y cabra hispánica, especialmente.
Fuentes de la Generalitat explicaron que desde el año 2010 el Gobierno valenciano y las compañías de seguros han tenido que hacer frente a unos 700.000 euros en indemnizaciones por daños a la agricultura.

El problema es, sin embargo, mucho más grave, ya que crece el número de accidentes de tráfico provocados por estos animales, con mayor frecuencia por los jabalíes, se estima en unos 200 anuales, según un informe de la Generalitat Valenciana.
Además del protocolo de comunicación de daños, en la próxima orden de vedas para la temporada 2014-2015 se favorecerá la captura de algunas de las especies que generan los daños.

«Por otro ladoexplicó la consellera se van a continuar con las actuaciones de control de la vegetación en los barrancos, ya que se trata de uno de los vectores de transmisión de las especies generadoras de los daños». Durante el año 2012 se actuó en 85.000 m2.
«Otra de las medidas previstas para minimizar el daño que causa la fauna salvaje, principalmente el conejo de monte, es la generalización de una técnica experimental como es el empleo de pasos trampas». El estudio que se desarrolla en colaboración de ADIF, en un tramo del AVE en Requena-Utiel, está dando «muy buenos resultados», aseguró Bonig.

Asimismo, dentro de las nuevas líneas de experimentación se va a fomentar el empleo de depredadores específicos como el Búho Real y se van a estudiar la viabilidad de nuevas técnicas de protección, como el uso del pastor eléctrico adaptado a pequeños mamíferos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *