Cómo usar un carrete de casting (II)

¿Lo compartes?

Hemos dejado el sistema de lanzamiento para el final, para tratarlo así de manera independiente, ya que esta es la clave para que la adaptación a un equipo de casting no sea traumática.

11/5/2017 | Marcos Elena – Bonviedro Outdoors Caza y Pesca 

carretes casting
Foto: Bonviedro Outdoors.

Además de nuestro dedo pulgar, pieza indispensable cuando pescamos con un carrete de casting, hay dos componentes mecánicos que son los que controlan la libertad de la bobina o dicho de otra manera, el lance.

Por un lado tendríamos el freno mecánico. Se trata de una pequeña rueda situada en el mismo lateral donde se encuentra la manivela. Esta rueda al apretarla ejerce presión directamente sobre eje reduciendo la libertad de giro de la bobina. Lo que se persigue con este freno es que la línea salga de manera progresiva y a una velocidad controlada.

El otro freno que condiciona el lance sería el centrífugo o el magnético. Tanto en un caso como en otro, este elemento estaría situado en el lateral opuesto y se encargarían de controlar que una vez que la bobina coge velocidad no sobrepase ciertas revoluciones.

En el caso que este freno sea magnético,  se logra este objetivo con un sistema de imanes. Normalmente este sistema viene acompañado por una ruleta numerada que es la que nosotros debemos accionar para calibrar. Cuanto mayor sea el número elegido más cerca estarán los imanes de la bobina más y por consiguiente más se frenará la bobina.

En el caso de que este freno fuera centrífugo, son una serie de “pines” que por el rozamiento regulan las revoluciones de la bobina. Para acceder a estos pines debemos abrir la tapadera de este lateral. Cuantos más pines coloquemos hacia fuera, más se frenará la bobina. Algo muy importante es que siempre debemos dejar los pines simétricos. Si contamos con seis y sacamos tres debemos intercalarlos (uno dentro, otro fuera y así sucesivamente). Si sacásemos sólo dos, deben ser los opuestos. Si sacásemos cuatro, los dos que se queden para dentro deben ser opuestos.

Nota: Viendo el vídeo que te mostramos a continuación posiblemente te resulte mucho más sencillo de entender y visualizar lo que acabas de leer.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *