Un conductor es alcanzado por una bala perdida en Cantabria

¿Lo compartes?

El suceso tuvo lugar cuando un hombre conducía su coche a la altura de la localidad de Selores (Cabuérniga, Cantabria). El proyectil atravesó la puerta del vehículo hiriéndole levemente en el tórax.

23/2/2016 | Redacción JyS

bala 2
Un agente de la Guardia Civil señala el impacto de la bala en el coche / Javier Rosendo (El Diario Montañés

El hombre de 42 años, según relata El Diario Montañés, conducía su Volkswagen Passat por la carretera CA-280 a la altura de la localidad de Selores cuando un proyectil procedente de una cacería que se estaba desarrollando a 300 metros, en el monte La Miña de Cabuérniga, le rozó levemente en el tórax, atravesando previamente la puerta del vehículo y quedando alojado en la parte superior del asiento.

Según ha trascendido, la llamada a los servicios de emergencias se produjo en torno a las dos y cuarto de la tarde del domingo. El hombre fue atendido en el mismo lugar por una UVI móvil que se trasladó desde Torrelavega, trasladándolo posteriormente al Hospital Sierrallana de Torrelavega, donde ingresó muy nervioso, tal como relata el citado diario.

Después de una cura fue dado de alta, por lo que el accidente se saldó favorablemente, ya que pudo ser mucho peor dado que en el turismo también viajaban la esposa del conductor y sus dos hijos menores.

La Guardia Civil permaneció en el lugar del suceso varias horas hasta esclarecer lo ocurrido. Al parecer la bala procedía del monte La Miña, donde la cuadrilla capitaneada por Fernando González Fernández, de Ruente, cazaba jabalíes.

Tal y como aseguran fuentes de la investigación, los cazadores se encontraban a “unos 300 metros” del punto donde ocurrió el accidente. Estos mismos fueron los que facilitaron la tarea a los agentes, saliendo a la luz rápidamente el autor del disparo. Se trata de un hombre de 87 años, “experimentado cazador” según sus compañeros.

El Diario Montañés pudo hablar con uno de los participantes en la montería y este reconoció que estaban “consternados” y explicó que la bala “se debió desviar al impactar en un árbol”. Según informa el periódico, la Guardia Civil ha abierto diligencias dado que se ha producido una lesión con arma de fuego y debido a que la ley de Caza establece una zona de seguridad de 50 metros a la carretera y la obligación de cazar de espalda a la vía.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *