UGT pide a C-LM una ‘vigilancia efectiva’ de la caza y aumentar 200 agentes medioambientales

¿Lo compartes?

El secretario regional del Sindicato Profesional de Agentes Medioambientales de FSP-UGT, Rubén Paz, ha pedido a la Junta que aumente de 500 a 700 el número de efectivos del Cuerpo de Agentes Medioambientales «como prometió» y una «vigilancia efectiva» de las campañas de caza, con servicios nocturnos y control de la modalidad de rececho, que actualmente no se realizan.

29/08/2014 | Europa Press

En nota de prensa, recuerda que el 15 de julio comenzó una nueva temporada de caza en Castilla-La Mancha, “en concreto se abrió la media veda, a la que seguirá el descaste en berrea de ciervos machos y la caza mayor”, añade.

Captura de pantalla 2014-08-29 a la(s) 10.25.23

Así, indica que de su vigilancia “se deberían encargar los funcionarios de la Junta encargados del control de este tipo de actividad en la región: los agentes medioambientales, como agentes de la autoridad, policía administrativa especial y Policía Judicial Genérica”.

El secretario regional del sindicato de Agentes Medioambientales de FSP-UGT subraya que “deberían” porque “de hecho no lo son, ya que hoy en día no se les nombran servicios en los días de mayor incidencia de estas modalidades de caza, por lo que no ha habido Agentes Medioambientales de servicio para el control de la media veda en toda Castilla-La Mancha”.

Además, recalca que “en plena época de esperas al jabalí en la que nos encontramos, las cuales se suelen realizar por la noche y, aunque parezca increíble, tampoco ha habido ningún agente medioambiental de servicio nocturno”.

“En breve se abrirá la época de la caza selectiva durante la berrea de los ciervos y tampoco habrá agentes medioambientales de servicio para controlar esta actividad”, indica, para añadir que “cuando comience la época de monterías, sí habrá agentes medioambientales de servicio: unos 20 por provincia y fin de semana, para cubrir miles de cacerías”.

Por ello pide a la Consejería de Agricultura y a su titular, María Luisa Soriano, así como a la máxima responsable de la Junta, María Dolores de Cospedal, “que se hagan caso a sí mismas y se comprometan desde la legalidad a controlar la actividad de la caza, que según sus declaraciones y el borrador regional de la Ley de Caza, es una actividad importantísima a nivel social y económico para nuestra Comunidad Autónoma”.

Finalmente, pide que se nombren servicios “en las fechas clave de esta actividad, que se empiecen a nombrar servicios nocturnos, que se controle la modalidad de rececho (de corzo y ciervo, básicamente), sobre todo en montes públicos y espacios naturales protegidos (cosa que actualmente no se hace) y, por último, que se aumente la plantilla de los casi 500 Agentes Medioambientales en Castilla-La Mancha a los 700 como se comprometió este Gobierno regional”.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *