Toledo // Tres detenidos por la desaparición del cazador en la Vía Verde

¿Lo compartes?

La Guardia Civil detuvo ayer en Talavera y Pepino a tres individuos dentro de la operación ‘Rececho’ abierta por la desaparición de Antonio Fernández Muñoz el 30 de septiembre de 2013 en el entorno de la Vía Verde de la Jara.

13/02/2014 | La Tribuna de Toledo

Las tareas de búsqueda han ido dando como resultado, sucesivamente, la localización de su rifle de caza, primera pista del caso, así como la mochila que portaba, el sombrero y su documentación y efectos personales. Según ha podido conocer este diario, dos de los detenidos son los dos acompañantes de Antonio Fernández el día de la desaparición. La tercera detención corresponde a la pareja de uno de ellos, de nacionalidad rumana. Los arrestos se produjeron en una hora: la pareja en la zona de Los Caños en Pepino y el tercer individuo en Talavera. Aún no hay rastro del desaparecido.
La intervención se produce dos semanas después del hallazgo de la mayor parte de las pertenencias en el paraje. La familia había sostenido que los dos hombres que lo acompañaban ese día eran los sospechosos, incluso después de conocerse las detenciones mantenían esta postura aunque no sabían las identidades de los arrestos de la Guardia Civil.
El abogado y representante de la familia, Jesús Lázaro, indicó a este diario antes de que se conocieran las identidades que las tres detenciones son «un paso importante» en la etapa final de la investigación. «Si los detienen es porque tienen algo más que sospechas e indicios», comentó sobre la operación. Y añadió: «Hasta que no se sepa que pasó, no hay satisfacción».
Lázaro agregó que para la familia los dos acompañantes de Antonio Fernández Muñoz durante esa jornada seguían siendo los sospechosos en este caso porque «no tuvieron un comportamiento lógico». Hay que tener en cuenta que los dos hombres, vinculados a la población de Minas de Santa Quiteria, señalaron que estuvieron con el desaparecido en las inmediaciones de la Vía Verde de la Jara, pero abandonaron el lugar y se quedó solo el cazador. Así, destacó que han aportado en este tiempo diferentes versiones. «Si están los que decimos que pueden ser sospechosos, sería un plus más a añadir», dijo sobre los arrestos sin conocer las identidades.
Dos meses después de la denuncia, la Guardia Civil halló el rifle del desaparecido y procedió al análisis del arma para encontrar pistas. En enero, los agentes, que han permanecido estos meses por la zona, localizaron otras pertenencias de Antonio, vecino de Talavera nacido en Belvís.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *