Toledo // Plantean la ‘deportación’ de conejos para frenar la superpoblación

¿Lo compartes?

La Consejería de Agricultura ha reforzado sus medidas frente al aumento de población de conejo, percibida en la comarca de La Mancha como una auténtica plaga que destroza cultivos como el viñedo y el cereal, con la aprobación de los requisitos que permitirán capturar vivos a estos animales con el procedimiento del hurón y capillo (redes).

08/05/2014 | La Tribuna de Toledo | J.A.J.

Estos requisitos permitirán aprobar este sistema de control de la especie para su uso en cotos de caza y márgenes de infraestructuras como carreteras y vías férreas, usadas por los conejos como refugio. En última instancia, se prevé una suerte de ‘deportación’ de los conejos capturados a otras zonas donde su presencia sea menor.
Según se recoge en una resolución de la Dirección General de Agricultura y Ganadería hecha pública recientemente en el Diario Oficial de la región, estas capturas ‘in vivo’ «suponen movimientos de animales silvestres de distinta procedencia y estatus sanitario, (que)deben cumplir estrictos requisitos zoosanitarios, con el fin de minimizar los riesgos frente a la salud pública, así como de difusión de enfermedades propias de la especie». Se quiere preservar al resto de conejos de monte de los territorios en los que se liberen a los capturados, así como a los animales de producción ganadera de la zona que pudieran verse afectados.
Para dar cobertura legal a este movimiento de conejos, se aprovechará la legislación que regula el traslado de ganado, por la vía de hacer figurar como lugar de origen, en lugar de una granja, las coordenadas del sitio donde hayan sido capturados o el nombre del coto. Después, se establece su traslado a través de transportistas autorizados para llevar animales vivos. Su destino será explotaciones ganaderas o núcleos zoológicos, espacios donde se permite el ingreso de fauna silvestre. Una vez allí, los animales deberán permanecer un tiempo en aislamiento y vigilancia, bajo control del veterinario de explotación, hasta que se efectúen los controles que garanticen que no sufren una enfermedad que desaconseje su retorno a la libertad.

Protección de agricultura y vías de comunicación.
En la resolución, se reconoce la necesidad de este sistema de control poblacional del conejo para evitar un exceso de su presencia. Así, se recuerda que «la sobreabundancia de conejos de monte en taludes, puentes, cerros, cunetas de carreteras y vías públicas puede entrañar, en determinadas condiciones, un peligro potencial para la seguridad vial, por los daños al terraplén que pueden llegar a producir estas poblaciones».
Por otra parte, se resalta que los siniestros y daños producidos por conejos de monte en los cultivos agrícolas «son cada vez más frecuentes, acrecentándose este hecho en las lindes y parcelas limítrofes con las carreteras, vías férreas, puentes, cerros, etc». Aquí se remarca que como medida de control en las zonas más perjudicadas, ocasionalmente, se puede autorizar la ampliación del periodo de caza y utilización de hurones y redes para su captura.
Por otra parte, también en cotos de caza, «por motivos excepcionales, en base al Plan Técnico de los mismos», también es posible recurrir a este tipo de capturas «con el fin de mantener un correcto equilibrio poblacional, o bien, incluso, por evidencias de daños».
Estos requisitos se suman al programa piloto que la Junta ha puesto en marcha para limitar la presencia de conejos en el entorno de la carretera N-301, a la altura de Quintanar de la Orden, y a los convenios que ya se están negociando con instancias del Estado como Adif y Fomento para proteger las infraestructuras. La Administración regional también prepara un Plan General para el control de esta especie, según adelantó Asaja.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *