Toledo // Hallan la escopeta del cazador desaparecido en la Vía Verde

¿Lo compartes?

Novedades en el caso, un hilo al que se agarrarán ahora los investigadores. La Guardia Civil no se ha desesperado tras dos meses de búsqueda infructuosa de pistas del cazador desaparecido y ha localizado hace unos días el rifle que llevaba este hombre de 50 años desaparecido el pasado 30 de septiembre en el entorno de la Vía Verde de la Jara.

03/12/2013 | La Tribuna de Toledo

Los investigadores están analizando el arma encontrada, de momento la pista principal en esta denuncia que se había caracterizado por la falta de rastro del paradero de Antonio Fernández Muñoz, vecino de Talavera de 50 años.
Según confirmaron ayer a este diario fuentes cercanas a la investigación, la Guardia Civil ha encontrado en pleno campo el arma que llevaba el desaparecido cuando se le perdió la pista hace dos meses y se está efectuando el análisis de la escopeta para intentar averiguar más detalles. El rifle de caza fue localizado hace alrededor de diez días a unos siete kilómetros del casco urbano de Aldeanueva de Barbarroya y en dirección hacia Campillo de la Jara, en las inmediaciones de la Vía Verde de la Jara y en la misma finca donde había buscado el dispositivo especial.
Antonio, casado y con dos hijos, se trasladó a esta zona de la comarca de La Jara junto con otro individuo vinculado a la población jareña de Minas de Santa Quiteria, dependiente del Ayuntamiento de Sevilleja de la Jara, para que este último le indicara un lugar para la caza de venados.

una aguja en un pajar. Los agentes han rastreado durante los dos meses transcurridos desde la desaparición del cazador miles de metros cuadrados de la comarca de La Jara, sobre todo en el entorno entre los kilómetros 19 (al paso por el núcleo urbano de Aldeanueva de Barbarroya) y 24 de la Vía Verde de la Jara. «Es buscar una aguja en un pajar», comentaba un vecino sobre el tiempo que se ha tardado en localizar este rifle en una zona frecuentada, sobre todo, por ciclistas porque se trata de un camino adaptado a las marchas que discurre por 52 kilómetros y pasa por diferentes términos municipales.
Durante este periodo de tiempo, la Guardia Civil ha intentado encontrar pistas en distintas zonas, entre ellas durante varias jornadas en el pantano de Azután, que se encuentra a unos diez kilómetros del lugar de la desaparición. Los agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) no hallaron ningún indicio. Las primeras jornadas de búsqueda contó con la participación de numerosos allegados y vecinos, quienes, sin embargo, no habían hallado nada.
El vehículo del desaparecido fue localizado tras la denuncia junto a un bar en las inmediaciones de Aldeanueva de Barbarroya, en la carretera CM-4104. Lo había estacionado hacia las 18 horas del último día que se le perdió la pista.
Antonio Fernández Muñoz, natural del municipio de Belvís de la Jara y perfecto conocedor de la comarca de la Jara, había trabajado hasta meses antes de su desaparición en una entidad bancaria de Talavera.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *