Teruel // La Reserva Montes Universales reducirá en tres años su población de ciervos a la mitad

¿Lo compartes?

Un total de 1.500 ciervos se sacrificarán en la campaña 2014-2015 en la Reserva de Caza Montes Universales, una cifra muy superior a las 1.000 cabezas fijadas para este año y que finalmente han sido 1.138. El objetivo es controlar la población de estos animales y evitar los daños a los cultivos.

28/05/2014 | Diario de Teruel

Por eso, desde el Gobierno de Aragón, que es el responsable de la Reserva, plantearon ayer a la Junta Consultiva un plan de actuación a tres años que supondrá sacrificar 4.000 ciervos en tres campañas y reducir la población del espacio a entre 1.300 y 1.500 individuos. En el último censo se contabilizaron 2.500 animales que se convertirán en 3.300 tras los nacimientos que se producirán esta primavera.

La reunión de la Junta Consultiva congregó ayer en Orihuela del Tremedal a representantes municipales, agricultores y ganaderos, cazadores, agentes de protección de la naturaleza, ecologistas y a los responsables del Gobierno de Aragón, encabezados por el director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, y la directora del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Teruel, Ana Oliván.

Además, también asistió el Jefe de Servicio de Montes y Espacios Naturales de Cuenca, José Antonio García Abarca, quien comentó la problemática que tienen en esta provincia, donde en el año 2006 disolvieron su Reserva de caza pero aprovechan sus recursos cinegéticos a través de cotos municipales y privados.

Y es que como quedó claro en la reunión de ayer los ciervos no conocen las fronteras territoriales y la presión cinegética debe ser común a todos los territorios afectados porque de otra forma no es efectiva. Por eso tanto Cuenca como Guadalajara van a tomar medidas con el fin de reducir o al menos mantener su población de cérvidos.

“Por mucho que yo mate, si los del entorno no matan no se solucionará el problema”, comentó Munilla. Ana Oliván, por su parte, manifestó que se va a incrementar “mucho la presión” sobre los ciervos con la intención de que ese aumento de los cupos “se note en el territorio”.

La mitad de los 1.500 ejemplares que se sacrificarán serán hembras y los descastes se podrán hacer tanto en otoño como en primavera. Otra de las novedades que se incluirá en el Plan de Aprovechamientos Cinegéticos de la Reserva Montes Universales 2014-2015 es la ampliación de la temporada de caza que comenzará en septiembre pero se alargará hasta mayo en vez de en marzo como hasta ahora.

El Plan de caza para la próxima temporada supondrá el sacrificio de 750 hembras y muchas de ellas estarán preñadas puesto que la temporada de caza comienza justo después de la época de celo. Algunos vecinos de la Sierra de Albarracín como Manuel Lapuente, de Griegos, critican este tipo de descastes que, no obstante, ya se hicieron en la pasada campaña, según confirmó Munilla.

Julio Sánchez, que es agente de protección de la naturaleza y miembro de Ecologistas en Acción-OTUS indicó que se trata de descastes puntuales. “Desde el punto de vista moral y sentimental duele más, pero las hembras están preñadas en primavera y también en octubre”, concretó. Por otra parte, explicó que son especialistas los que los realizan y eligen hembras jóvenes que no están preñadas. El sacrificio de las hembras es necesario para mantener el equilibrio entre la población de ciervos, algo que de momento no supone un problema en la Sierra de Albarracín según concretó el técnico Pedro Artigot, que fue el encargado de presentar los datos referentes a la última temporada.

Quienes tampoco están de acuerdo con los cupos son los agricultores. Baldomero Pérez, que es de Bronchales y representa al sindicato Asaja, planteó durante la reunión la necesidad de abatir 2.000 animales “porque si no al año que viene estaremos en lo mismo”. Baldomero Pérez solicitó someter el plan de caza a votación de la Junta Consultiva, aunque finalmente no se aceptó su petición.

En lo que sí están de acuerdo todos es en que la presión cinegética debe llevarse a cabo desde todos los territorios y por eso aplauden que se hayan tomado medidas conjuntas para frenar la superpoblación de cérvidos.

Otra de las estrategias que se va a seguir para la próxima campaña es la adopción de medidas excepcionales en los cotos de caza aragoneses próximos a la Reserva. Así, en ellos habrá cupo libre para sacrificar hembras e incluso se exigirá abatirlas. “Ahora se matan 600 cabezas y esperamos llegar a los 800. Al final en el conjunto de Aragón se van a matar más de 2.000 ciervos como piden los agricultores”, apostilló Munilla.

En algunas zonas de Castilla La Mancha han tomado medidas excepcionales para frenar el crecimiento de la población de cérvidos y rebajar el número de hembras, que es muy superior al de los machos. Así, para autorizar un trofeo se va a exigir el sacrificio de siete ciervas.

Pablo Munilla insistió ayer en que cazadores, agricultores y Administración deben “ir de la mano” y llegar a un acuerdo para buscar soluciones de futuro. “Hay que buscar medidas que solventen el problema” de la superpoblación de ciervos. Manuel Lapuente por su parte apostó por “crear un equilibrio” ya que, según dijo, los ciervos también atraen turistas. No obstante, manifestó que la prioridad debe ser el pago de los daños a los agricultores.

En la reunión de ayer también intervinieron los cazadores y desde Orihuela del Tremedal plantearon poder aprovechar los puestos que quedan vacantes en algunos pueblos.

Los daños a los cultivos se pagarán el próximo 9 de junio

Los daños producidos durante 2013 en los cultivos por los ciervos de la Reserva de los Montes Universales se abonarán el próximo 9 de junio. Así lo anunció ayer el director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, en Orihuela del Tremedal. El responsable matizó que las indemnizaciones ascienden a unos 90.000 euros.

Se pagarán todas a excepción de las que ascienden a más de 6.000 euros que son un total de dos y que, al superar esa cifra, deben pasar por el Consejo Consultivo de Aragón. El responsable del Gobierno de Aragón prefirió no dar fecha para el abono de estas indemnizaciones aunque señaló que podría realizarse en el plazo de dos o tres meses.

Los agricultores por su parte no están de acuerdo con la cuantía de las ayudas porque las consideran insuficientes. En este sentido Baldomero Pérez, agricultor de Bronchales y representante de Asaja, precisó que en 2012 las indemnizaciones llegaron a los 171.000 euros y “la cosecha de 2013 fue mejor”. Así, argumentó que “se ha valorado casi un 50% menos en daños cuando había una cosecha más que aceptable en la zona y el número de hectáreas no ha variado. Cada cual que saque sus conclusiones”, dijo.

De todas formas, Pablo Munilla abogó ayer en Orihuela por buscar medidas que solventen el problema de forma permanente y citó, además de la reducción en el número de animales, la existencia de medidas agroambientales a las que los propietarios de las fincas de cultivo pueden acogerse.

En este sentido, el responsable precisó que en torno al 25% de la superficie agraria de la Reserva de Caza Montes Universales ya se ha acogido a las mismas, aunque añadió que le gustaría “llegar al 99% como en Gallocanta”.

Otro aspecto que salió a relucir en la reunión de ayer fueron los destrozos realizados en el vallado que se realizó en Griegos para evitar los daños provocados por los ciervos en más de 300 hectáreas de cultivo. Munilla concretó que se ha roto la valla en dos ocasiones y pidió ayuda al Ayuntamiento y a los vecinos para evitar este tipo de actos vandálicos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *