Suspendida cautelarmente la prohibición para cazar con dogos en Aragón

¿Lo compartes?

La Asociación Española de Rehalas (AER) ha conseguido la suspensión cautelar del artículo 31 del Plan General de Caza de Aragón, que prohibía la caza con dogos argentinos y cruces, así como con otras razas consideradas potencialmente peligrosas.

4/11/2016 | Redacción JyS

Protecciones para perros grandes / Club RIM
Dogo con protecciones. / Club RIM

La AER solicitó como medida cautelar a través de su asesoría Bernad Abogados y Asociados, de la que forma parte Jaime Valladolid, experto colaborador de Jara y Sedal, la suspensión de la prohibición del artículo 31 del Plan de Caza aragonés, mediante un recurso contencioso administrativo interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Tras esta petición, finalmente dicho Tribunal ha accedido a la adopción de la medida y ha paralizado el artículo 31 de la Orden de 30 de junio de 2016 por la que se aprueba el Plan General de Caza de Aragón para la temporada 2016/2017.

Según se establece en el Auto 125/2016, de 28 de octubre, del TSJ de Aragón, al que ha tenido acceso en primicia y en exclusiva la revista Jara y Sedal, “visto el panorama ante el que nos encontramos, la ausencia de un riesgo, concreto, para la seguridad de las personas y bienes y otros animales, por razón de la forma, modo y actuaciones de concreto mantenimiento y uso que de estos animales se haya podido venir haciendo hasta ahora, que cualifique la situación fáctica sobre la que opera la disposición limitativa, respecto de la anterior en la que, ausente la prohibición, el riesgo in abstracto derivado de la peligrosidad de esta raza estaba igualmente presente, debe prevalecer el interés derivado de la evitación de perjuicios de difícil o imposible reparación, razonablemente sustentado en la imposibilidad de uso de estos perros en actividades cinegéticas (uso para el que están específicamente concebidos)  durante la temporada en la que ha de desplegar sus efectos la disposición impugnada, procederá la adopción de la medida solicitada, manteniendo la situación en los términos en que hasta dicha disposición existía”.

De este modo, y tras la estimación del incidente cautelar solicitado por la Asociación Española de Rehalas (AER), queda expresamente autorizado el uso de los dogos y sus cruces para la práctica de la actividad cinegética en Aragón.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *