Sorprenden a dos cazadores furtivos en Llerena

¿Lo compartes?

La Guardia Civil inspeccionó un arma que tenía los números de serie borrados y que carecía de documentación.

05/08/2014 | Redacción Hoy.es 

La Guardia Civil detuvo a dos personas de 35 años de edad y vecinos de Aznalcóllar, Sevilla, como presuntos autores de un delito contra la fauna y otro de tenencia ilícita de armas.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Azuaga, intensifica en estas fechas, la labor preventiva en cotos de caza mayor de la campiña Sur, motivada por las sospechas de la presencia de furtivos venidos de otras provincias limítrofes con la de Badajoz.

En la tarde del pasado sábado, esta unidad del Seprona observó la presencia de un vehículo sospechoso en los alrededores de un coto de caza mayor cercado, ubicado en el paraje Arroyo los Molinos, en Llerena. Solicitado su titular a la Central Operativa de Servicios, se tuvo conocimiento de que éste residía en la provincia de Sevilla. Con esta información, se optó por realizar labores de vigilancia en el lugar.

Tras cuatro horas de espera, cuando los cazadores regresaban al vehículo y observaron la presencia de la Guardia Civil, emprendieron la huida a pie, logrando ser detenidos dos de ellos. En su empeño de frustrar su detención, arrojaron el material de caza en una charca de agua, lo cual no fue impedimento para que los agentes lograran recuperar un rifle calibre 243, 20 balas de dicho calibre, machetes, mochilas, prismático, mira telescópica y pasamontañas.

Una vez inspeccionada el arma, se observó que tenía los números de serie borrados y que carecía de documentación. El rifle es remitido al laboratorio de criminalística de la Guardia Civil en Madrid, al objeto de su identificación y posible participación en otros hechos delictivos.

En días posteriores, se rastrea la finca en busca de alguna pieza de caza abatida. También se continúan con las gestiones para la detención del tercer cazador furtivo.

Los detenidos y efectos incautados fueron puestos a disposición judicial.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *