Sobrevive 3 días en el fondo del mar en un barco hundido

¿Lo compartes?

El remolcador en el que viajaba Harrison Odjegba naufragó pero él quedó atrapado en una bolsa de aire y por ello salvó la vida.

14/08/2014 | Redacción

Harrison Okene / Foto: The Mirror
Harrison Okene / Foto: The Mirror

Atrapado durante tres días en el fondo del océano Atlántico en un remolcador que había sufrido un accidente, Harrison Odjegba Okene, cocinero de la embarcación, rogaba a Dios por un milagro.

“Estaba allí en el agua en total oscuridad pensando que era el final. Pensaba que el agua iba a llenar la habitación, pero no lo hizo”, contó Okene a los reporteros de The Mirror.

Este joven de 29 años estaba en el baño cuando su barco naufragó a mediados de junio. Según sus declaraciones todo empezó a dar vueltas y ya no había luz, mientras el agua entraba violentamente.

Okene fue arrastrado de un lado a otro mientras el barco se hundía rápidamente. Consiguió llegar a otro baño, esta vez cerca de la cabina de oficiales.

Mientras vivía lo que para él iban a ser sus últimas horas de vida y tras pasar tres días atrapado, escuchó unos golpes en el casco del barco. Era uno de los buzos enviados por la compañía petrolera Chevron y el propietario del remolcador.

“Escuché un ruido de un martillo contra la embarcación. Nadé hacia el fondo y encontré un grifo. Lo desmonté y con él golpeé el interior del casco. El buzo debió escucharlo”, declaró el cocinero.

Tras ser rescatado, Okene, todavía tuvo que pasar 60 horas en una cámara de descompresión para no fallecer.

 

https://www.youtube.com/watch?v=xoy921YCNQI&feature=youtube_gdata_player

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *