Sevilla combatirá la plaga de cotorras con carabinas de aire comprimido

¿Lo compartes?

El Consistorio de la capital autonómica otorgará un permiso especial a la empresa encargada de controlar esta plaga para que mediante tiradores expertos acaben con el problema que suponen las cotorras argentinas y de Kramer.

12/6/2017 | Redacción JyS

cotorras argentinas

El Diario de Sevilla publica que la capital hispalense eliminará las cotorras argentinas de sus parques con este método avalado por la Junta de Andalucía, tal y como explica la resolución adoptada por la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio tras haberlo solicitado la empresa encargada de evitar la expansión de esta especie en la ciudad.

En el documento redactado por el citado estamento público, se afirma que teniendo en cuenta “las experiencias obtenidas en otras ciudades con presencia de estas especies, que determinan que el uso de la carabina es el método más eficaz para lograr una disminución de individuos hasta en un 99%, será necesario autorizar el método de disparo con carabina por la posible afección a la fauna silvestre”.

Según publica el diario citado anteriormente, las zonas que tienen prioridad para eliminar las cotorras corresponden al Parque de María Luisa y al Monasterio de la Cartuja, para ello se permitirá transportar ejemplares, vivos o muertos, hasta el lugar donde se puedan eliminar de manera acorde con la normativa. Además, se podrán capturar o abatir cotorras incluso durante la época de reproducción y crianza. La medida estará vigente hasta el 31 de diciembre del presente año, aunque se seguirá renovando hasta que no haya problemas con estos animales.

Esta medida se adopta tras un estudio llevado a cabo por técnicos de Parques y Jardines en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el que analizaron la experiencia de otras ciudades que han sufrido esta situación. Mediante este estudio comprobaron que ni la destrucción de nidos ni el suministro de anticonceptivos funcionan con eficacia. Sin embargo, el método de control por abates con carabina ha conseguido reducir en un 99% las poblaciones de estos animales en ciudades como Zaragoza y Leganés.

Así pues, el control se llevará a cabo mediante tiradores expertos que utilizarán carabinas de los calibres 4,5 y 5,5 equipadas con trípode y mira. Las zonas elegidas para disparar se acordonarán y se prohibirá el paso a los visitantes para prevenir accidentes.

Sin embargo, la medida no será puesta en marcha hasta que el consistorio tenga una reunión con la plataforma ‘No a la caza de cotorras’. Esta organización animalista plantea que se lleve a cabo la captura en vivo con redes o jaulas trampas para su posterior traslado al Zoosanitario, donde serían esterilizadas antes de su donación.


¿Lo compartes?

2 comments

  1. 0
    Karla Guardado says:

    Pero porque hacen esto con estos pequeños indefensos. No habrá manera de que me pudieran regalar una parejita de estos pequeñitos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *