El sector cinegético rechaza la ILP de protección animal de La Rioja

¿Lo compartes?

El sector de la caza y la conservación rechaza de plano el contenido de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de protección animal. Y para hacer patente ese rechazo la Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC), la Asociación de Rehalas Regionales Españolas (ARRECAL) y los rehaleros riojanos, los primeros amantes de los perros, se trasladarán al Parlamento de la Rioja el próximo día 21 de julio y registrarán un memorándum dirigido a los grupos parlamentarios con los argumentos razonados contra esta iniciativa.
14/7/2016 | ONC
Un rehalero durante una cacería.
Dos rehaleros durante una cacería.

En este sentido, ONC Conservación y Desarrollo Rural y ARRECAL advierten de los riesgos de una iniciativa que apuesta por desnaturalizar a los animales, al tiempo que los sitúa con un nivel de “derechos” que en la práctica podría hacer inviable la propiedad de animales domésticos, dados los requisitos que se plantean para su alojamiento y cuidado. Así, por ejemplo, aplicando el texto de esta norma un rehalero con 12 perros necesitaría más de 180 metros de espacio y dejar que los animales durmiesen en el interior de su vivienda, mientras que los ganaderos no podrían dejar a sus perros con las ovejas.

 

Estas organizaciones, verdaderamente preocupadas por los perros, consideran que esta norma es una verdadera carga de profundidad al mundo rural, a su modelo económico y a sus tradiciones, como a la libertad individual (se prohibe la exhibición de trofeos de caza), siendo el campo y el desarrollo rural riojano los principales perjudicados. “Con normas como esta se incide en el despoblamiento de las áreas rurales de la Rioja y se desincentiva la tenencia de perros en el campo, su entorno más natural”, ha manifestado el Gerente de la ONC, Óscar Beltrán. A cambio, se prevén importantes ayudas y fondos para las protectoras de animales que, además, son las que están detrás de este proyecto, cuando se deberían derivar a los rehaleros y todos aquellos que cuidan de sus canes en el campo. Resulta sospechoso que quienes han propiciado esta iniciativa se aseguren fondos públicos con la misma, en una época en la que las corruptelas están socialmente muy sancionadas.

 

Por todo ello, en ese documento que estas entidades van a registrar y a entregar a los grupos parlamentarios riojanos, solicitarán el rechazo a un proyecto altamente negativo para el mundo rural de La Rioja, que no responde a la realidad del campo, ni de la mayor parte de los animales de compañía y que supondría importantes e irreversibles perjuicios para numerosos sectores.

¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *