El sector armero logra paralizar las líneas más agresivas de la nueva Directiva de Armas

¿Lo compartes?

El 18 de noviembre de 2015, sólo cinco días después los terribles atentados de París, la Comisión Europea planteó una profunda modificación de la Directiva europea que regula  las armas deportivas y su tenencia. No se trataba de un mero retoque si no de un auténtico cercenamiento de los derechos de  los ciudadanos europeos que practican la caza y el tiro, con la prohibición de armas semiautomáticas, limitaciones a venta a distancia e inclusión de los coleccionistas en la Directiva, de la cual hasta ahora estaban excluidos, entre otras cosas.

09/03/2016 | FSA

Pedro Morrás, Secretario General de la FSA, durante una de sus visitas a Bruselas.
Pedro Morrás, Secretario General de la FSA, durante una de sus visitas a Bruselas.

Este planteamiento suponía arrebatar millones de armas de las manos de los cazadores y tiradores europeos y un tremendo golpe a los establecimientos que comercian con armas legales deportivas de uso civil.

Desde entonces, la Federación Sectorial Armera (FSA) –formada por Asecati, AFEC y AEA– , trabajando conjuntamente con las asociaciones europeas de las que es miembro, y con la colaboración inestimable de ANARMA, se ha reunido con representantes de todos los grandes grupos parlamentarios europeos y ha dialogado con miembros de los comités más relevantes en la tramitación de la Directiva (IMCO y LIBE), manteniendo encuentros personales con altos funcionarios de la Comisión y europarlamentarios implicados en la tramitación de la Directiva.

Entre otros, el sector armero ha mantenido entrevistas con diversos representantes políticos de nuestro país como Javier Nart (Ciudadanos) e Izaskun Bilbao (PNV), esta última vicepresidenta del Grupo ALDE, al que ambos pertenecen. Igualmente, la FSA ha tenido encuentros con representantes del grupo parlamentario socialista en la Eurocámara, como Juan Fernando López Aguilar (Comisión LIBE) y Sergio Gutiérrez. También, gracias a las gestiones del diputado popular Teófilo de Luis, la FSA ha expuesto la problemática del sector a representantes de alto nivel institucional del Grupo Parlamentario Popular, como Pablo Zalba Bidegain y Agustín Díaz de Mera, miembro de la Comisión LIBE.

Durante estos encuentros, la FSA ha transmitido el sinsentido de establecer limitaciones a cazadores y tiradores que no han causado nunca problemas a la seguridad ciudadana. Todos los representantes políticos han mostrado su rechazo al proyecto de Directiva tal y como está redactado, mostrando su apoyo a la Federación Sectorial Armera y sus posiciones, lo que conllevará modificaciones importantes por parte de la Comisión Europea en sus puntos más agresivos. La base de las reivindicaciones de la FSA están recogidas en el documento de la ESSF (European Shooting Sports Forum) en cuya redacción también ha participado la asociación que representa al sector armero español.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *