¡Se acerca el invierno!

¿Lo compartes?

cabecera-gallardo

José María Gallardo – 10/12/2014 –

A veces no hay más remedio que claudicar, agachar la cabeza y aceptar que llevan razón. Pero tampoco nos tiene que hundir el pensar que los ecologistas llevan razón en eso del cambio climático, para una cosa en la que no se equivocan habrá que apoyarlos.

JbIz4

Este año lo estoy notando especialmente -el cambio, me refiero-; estamos ya en diciembre y no ha “caído” todavía ninguna helada por mi tierra. Los que sólo quieren sol y salen al campo muy de vez en cuando no sabrán la importancia de las heladas, pero gracias a ellas muere la mayoría de insectos adultos que de otra forma podrían ocasionar graves problemas, por ejemplo en cosechas o en el ganado, además de muchos de los topillos que en forma de plaga han arrasado muchos cultivos; también mandan a otros muchos seres vivos a la hibernación. Incluso ciertas horas de frío son necesarias para que las bonitas flores de los cerezos del Valle del Jerte cuajen y se conviertan en jugosas cerezas. Es decir, que las heladas son más que necesarias para “hacer limpia”.

Divagando se me había ido de la cabeza que éste es un blog de caza y que la caza tiene muchos problemas, tantos como víboras deseando buscárnoslos. Estos abejorros zumbones, que no paran de comerle la oreja al acomplejado político de turno, no han tenido otra cosa que hacer que irse a Quito, a más de 8.000 km de España, para prohibir el uso del plomo. Estos tábanos chupasangre, cucarachas traicioneras, mosquitos tigre de dolorosa urticaria, no tienen otra cosa que hacer que jodernos a los cazadores, prohibir la caza en parques nacionales o avasallarnos en los medios de comunicación generalistas.

Por lo tanto, y ante la pasividad de muchos de nuestros cazadores y su adormecido silencio, qué ganas tengo de que venga una buena helada, una de ésas que marcan época y se lleve a unos cuantos de estos por delante, o por lo menos que los quede adormecidos. Vaya plaga que tenemos encima.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *