Salomónica condena a dos cotos por el ataque de un jabalí

¿Lo compartes?

Condena salomónica. Los cotos de Mamolar y Arauzo de Miel tendrán que asumir a partes iguales los 23.550 euros de indemnización que recibirá la joven herida por un jabalí el 18 de diciembre de 2011, al no haberse determinado a cuál de los dos pertenecía el animal.

23/06/2014 | Diario de Burgos | P.C.P.

La joven sufrió lesiones en las dos piernas y necesitó una intervención quirúrgica y 39 días de curación, 11 de ellos hospitalizada.Le han quedado secuelas de carácter estético (cicatrices).

La sentencia dictada por elJuzgado de Salas de los Infantes ha sido ratificada por la Audiencia Provincial de Burgos, que desestima los recursos de ambos clubes y les condena a asumir las costas de los mismos.

El ataque se produjo en el paraje de la Nava, dentro de los terrenos de la Sociedad de Cazadores La Jara, de Mamolar.Sin embargo, el día del ataque se celebraba una montería de jabalíes -autorizada por la Junta de astilla y León- en el coto de Arauzo de Miel, de cuyos derechos es titular el Club Deportivo Pinarejos.

«El hecho de que el ataque se haya producido dentro de este coto de caza (el de Mamolar), en el que existen grupos de jabalíes, cuyas características geográficas constituye un hábitat para esta especie, hubiera sido circunstancia suficiente para considerar que procedía del mismo, de no haberse realizado en el coto colindante ese mismo día una montería de jabalíes», especifica la sentencia.

La zona del ataque está separada por apenas dos kilómetros del límite del coto contiguo y en ambos existen grupos de jabalíes, animales que realizan «largos desplazamientos». Así, un agente medioambiental declaró que «suelen desplazarse entre 4 y 6 kilómetros, que son capaces de saltar vallas y que sí pasan de un coto a otro», por lo que el atacante podía haber llegado a la zona huyendo de la montería.

Si bien durante esa jornada de caza se hirió un jabalí que no fue encontrado, durante la causa no se logró acreditar que el jabalí que atacó a la joven estuviese herido. Si bien el matrimonio que la auxilió declaró que así era, no pudo mantener esa afirmación el día del juicio, en el que la víctima negó tal extremo.

En su recurso, la Sociedad de Cazadores La Jara solicitó además que, en caso de condena, se moderase la culpa, «al menos en un 50%», por el hostigamiento del perro con el que paseaba la joven, de Huerta de Rey.

«Cierto que la perra, de compañía y de pequeño tamaño, no perro de caza… se encontraba suelta», como reconoció su dueña en el juicio, pero «no existe «el más mínimo dato que pueda sugerir, siquiera, que vagara fuera del control de la actora, ni mucho menos, que atacara al jabalí», concluye la resolución de la Sección Segunda de la Audiencia, que añade a los 23.549,95 euros los correspondientes intereses legales.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *