Porsche Cayenne S Diesel. 382 Caballos de pura raza.

¿Lo compartes?

Cuando Porsche presentó el Cayenne por primera vez, los puristas se echaron las manos a la cabeza. Cuando sacaron el diesel, empezaron a tirarse de los pelos mientras clamaban al cielo. Es cierto que un 4×4 diesel no es lo que uno espera de esta marca, pero si abrimos la mente un poco, podemos encontrarnos un producto realmente interesante.

Texto y fotos: Redacción.

Tras dos semanas probando el Porsche por la finca del Castillo de Montizón en Villamanrique (Ciudad Real) Samuel Flores lo tiene claro “Desde el primer momento en que pisas el acelerador, sabes que estás en un deportivo de pura raza.”. El motor es la estrella en este coche: 382 caballos con un consumo combinado de 8,3 litros es, cuando menos, impresionante. Este es el más potente de los dos diesel que vende Porsche y, para mover las más de dos toneladas que pesa el vehículo, está visto que le basta y le sobra.

1

Y es que Porsche no puede tomarse a broma la actitud del Cayenne por carretera. Será un 4×4 sí, pero es ante todo un  Porsche. Y un Porsche incapaz en la carretera es una verguenza insufrible para la marca de Stutgart. De ahí a la insistencia en que el motor debía dar una potencia suficiente como para emocionar al conductor “En cuanto lo pisas a fondo te paga al asiento” dice Samuel, y no exagera: la aceleración de 0 a 100 es de 5,7 segundos, más que suficiente para sentir como tus ciertos órganos en tu tórax van buscando nuevas posiciones, más cerca de la columna vertebral. Pero ese ni siquiera es el número más útil, si vas por una carretera nacional o revirada, lo que querrás será una aceleración rápida para adelantar. Eso tampoco es un problema, porque la aceleración de 80 a 120 Km/h es de menos de cuatro segundos: con eso deberías poder adelantar sin ningún problema a cualquier camión o vehículo lento.

2

“Es el diesel más elástico que he probado en mi vida” comentaba Samuel cuando le preguntábamos por la limitación de vueltas de un diesel para adelantar. “Y lo que no haga el motor, lo hará la caja de cambios”, recordaba sobre la caja de cambios automática de ocho velocidades. Tal cantidad de marchas automáticas hacen que un vehículo así pueda llevar un grupo muy corto, genial para el campo y la aceleración, pero al ser automático evita las incomodidades del mismo. Pero no es solo en las rectas donde este coche se comporta como un coche más pequeño, en las curvas los ingenieros de Porsche han usado su magia para hacer que esas dos toneladas de inercia no se noten en absoluto “Con la tracción total y la suspensión variable, el coche no puede ser más estable, no parece que lleveas un coche tan grande”.

3

La suspensión variable se va haciendo más dura o blanda según sienta el coche el estado de la carretera, además de tener un control manual para cambiarlo entre confort, normal o sport, según como estés conduciendo. En las curvas, el sistema PTV acciona según que frenos para que el coche tome las curvas con mayor seguridad. Y hablando de curvas, en caso de que uno se viera en la situación de acercarse un poco demasiado rápido a una, los enormes frenos de aluminio  o cerámicos como opción) de 360 mms delanteros y 330 traseros se encargarán de reducir tu velocidad a tiempo “De verdad que no parece que tenga este tamaño”, insistía Samuel Flores.

¿Y una vez en el campo qué tal? Samuel lo ha estado usando durante su dos semanas de trabajo en la finca del Castillo de Montizón y el coche no hizo otra cosa que impresionarlo constantemente. “En campo cumple con todos los requisitos de un 4×4 y lo puedes meter por cualquier sitio. La suspensión neumática te da un ángulo de ataque enorme para subir y bajar cuestas con mucha pendiente y la tracción es espectacular. Además tiene autoblocante por si te metieras en un lío demasiado gordo incluso para este coche”. Además, si el motor era util en carretera, los 382 caballos en el campo van de sobra para cualquier cosa “Cuando lo tienes que acelerar para conseguir su par máximo (ni más ni menos que 850 Nm, por cierto) suena prácticamente igual que el Turbo, y no anda muy desencaminado en cuanto a potencia”. Bueno, el Turbo es algo más potente (500 Cv) pero tiene menor par (700 Nm) y consume bastante más. Y en el campo lo que uno quiere es par en grandes proporciones desde revoluciones bajas; este motor ciertamente lo consigue. Además, con la caja de cambio de 8 velocidades automática, hay marchas muy cortas para que ese par llegue de sobra a la superficie. Además, con los asientos traseros plegados tienes 1.780 l de carga. Más que suficiente para meter lo que sea, sabiendo que el coche tendrá potencia de sobra para transportarlo.

4

A estas alturas, recordar que estás en un Porsche puede parecer absurdo, pero a la hora de hablar del interior y de su comodidad, no puede desestimarse. Hay que tener en cuenta que hablamos de una marca que compite en calidad de fabricación con Ferrari, y no ha tratado al Cayenne como si fuera un coche barato (entre otras cosas porque no lo es). “Parece que estés en un avión cuando entras” asegura Samuel. Y es que el diseño interior no puede distar más de los todoterreno clásicos. Esto es el interior de una berlina de lujo, o de un GT: tiene un diseño mucho más sofisticado que el de cualquier vehículo que se comporta como él en el campo y es de una comodidad espectacular. “Cualquier trabajo en el campo es relajado, mientras estás en este coche, es un coche de el que no me quiero bajar cuando acabo el día.”

 

Ficha técnica:

Motor: V 8 Díesel 4.134 cms3

Potencia: 382 CV

Par: 850 Nms

Consumo combinado: 8,3l/100Kms

Emisiones CO2: 218 g/km

Tracción: Caja de cambios Tiptonic S de ocho velocidades con tracción a las cuatro ruedas.

Volumen del maletero: 670  l. 1.780 l. con los asientos abatidos.

PVP recomendado: a partir de 91.720,00 €

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *