Pontevedra // Pérez asume la sociedad de cazadores sin deuda y con un plan de recorte de gastos

¿Lo compartes?

«Suerte, mucha suerte, porque va hacer mucha falta». Fueron las primeras palabras de José Antonio Pena Fernández, Toxa, ayer, hacia quien lo releva en el cargo en la presidencia de la Sociedade de Caza, Pesca e Tiro de Silleda, Jesús Pérez Caramés.

18/10/2013 | Faro de Vigo

Ambos escenificaron en la sede de la entidad el traspaso de poderes con un apretón de manos -y en presencia de dos de los tres miembros de la junta electoral- sellando, al menos simbólicamente, la paz tras unos tensos últimos meses de cruce de acusaciones sobre la gestión.

Pérez Caramés asume durante los próximos cuatro años la dirección del colectivo con la deuda saldada -los 13.000 euros que Pena puso de su bolsillo y alrededor de 10.000 de personal y proveedores-, gracias al cobro de las cuotas de socios, todavía pendiente de cerrar. En cuanto todos paguen, el nuevo mandatario espera que la sociedad quede con un remanente de entre 18.000 y 20.000 euros para afrontar la temporada, aunque no será suficiente. Para subsistir, precisa, al menos, otro tanto, según sus estimaciones. “No vamos a tener más remedio que recortar gastos sociales”, explica Pérez. “Va a ser un año de mucho esfuerzo, pero estamos con ganas e ilusión y tenemos confianza en que nos va a salir bien”, añade.

Una de las primeras “medidas de austeridad” que aplicará será “eliminar los gastos de representación del presidente” y estudiar la posibilidad de vender uno de los dos vehículos propiedad de la asociación, el todoterreno, para quedarse solo con la furgoneta. También determinará si vale la pena reparar el tractor, o venderlo. Para ahorrar en personal, será el propio presidente quien asuma la gestión administrativa. Al tiempo que aplica medidas de contención del gasto, la nueva directiva impulsará un coto intensivo, que “creemos que puede ser una buena fuente de ingresos”, apunta el presidente.

Pendiente de resolución hay una subvención que Pena solicitó en agosto para costear los desbroces del monte y los biotopos, aunque hay pocas esperanzas de recibirla. “Ya se solicitó en 2011 y no nos la dieron”, apunta Pena. Precisamente, “donde más se gasta es en el mantenimiento y limpieza de los montes”, añade su sucesor.

Pese a dejar su cargo de presidente tras doce años, Pena mantiene las vocalías en la Federación Provincial de Caza y en la Federación Galega de Caza, donde se ocupa de asuntos relacionados con el tiro, dado que son puestos no vinculados a la sociedad.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *