Pontevedra // Los cazadores de Silleda velan armas

¿Lo compartes?

La de la Sociedade de Caza e Pesca de Silleda no pasa, precisamente, por ser una familia bien avenida. Todo lo contrario. La necesidad de elegir un nuevo presidente ha levantado la veda de los desencuentros.

05/10/2013 | Faro de Vigo

Los tiradores de uno y otro bando tienen la munición preparada -en sentido figurado, claro está- y no pierden de vista los movimientos de su presa, por si hubiese que actuar en el último momento.

El expresidente del colectivo -ahora responsable de la junta gestora-, José Antonio Pena (Toxa), presentó su renuncia el pasado 14 de septiembre en una polémica asamblea en la que varios socios le echaron en cara su intención de alargar el proceso electoral para asegurarse el cobro de los alrededor de 13.000 euros que puso de su bolsillo para pagar deudas de la Sociedade. En ese encuentro trató de aprobar un calendario electoral que fijaba los comicios para principios de noviembre, pero no fue aceptado.

Socios discordantes, como Jesús Pérez Caramés -el único que hasta el momento presentó formalmente candidatura- sostienen que la asamblea acordó fijar para el día 6, es decir, mañana, la fecha límite para presentar candidaturas. Si nadie más se postula, sería proclamado presidente de forma automática, tras la ratificación de la Federación Galega de Caza. Pero si tuviese rival, sería necesario celebrar votaciones, marcadas para el viernes 11.

Fuentes de la junta electoral, nombrada en el encuentro de mediados de septiembre y formada por tres socios, aseguraron en la tarde de ayer no tener constancia de ninguna otra candidatura presentada más que la de Pérez Caramés. Tampoco le ha sido comunicada ninguna impugnación del proceso electoral, aunque ambas posibilidades siguen abiertas y, a juzgar por la tensión de las últimas semanas, no sería una sorpresa.

Pérez Caramés asegura que si solo se presenta su lista, “impugnar sería un contrasentido, porque ya no habría votaciones”. Pena, al que se enfrentó durante la asamblea, sostiene que “no voy a ir en ninguna lista, lo que quiero es marcharme cuanto antes”, aunque insiste en que el procedimiento sería refutable. Entretanto, las cuotas -incrementadas hasta los 130 euros- están a cobro desde el pasado día 1.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *