Pontevedra // La familia de Armenteira que caza unida

¿Lo compartes?

Los Fontán son una familia de Armenteira (Meis) que llevan cazando unos 80 años. La tradición la inició el padre de Ramón Fontán, que aún hoy sigue yendo al monte con escopeta a sus 77 años.

07/01/2014 | Faro de Vigo

En su cuadrilla están su hijo, de 49, y su nieto, de 24. Ayer fue el último día de la temporada de caza menor, y aunque por la mañana quedaron en casa por culpa de la niebla después de comer no resistieron la tentación. La recompensa no fue mucha (un conejo), pero estuvo en sintonía con lo que fueron los últimos meses. De hecho, ellos mataron la mitad de las piezas de 2012.

Ramón Fontán Martínez empezó a ir al monte acompañando a su padre en las jornadas de caza cuando solo tenía 12 años. Cuatro décadas después, su nieto, Daniel Fontán se estrenó en la misma afición a la edad de ocho… Ramón Fontán Martínez, de 77 años; Jaime Fontán Gómez, de 49; y Daniel Fontán Pérez, de 24, son padre, hijo y nieto y compañeros de cuadrilla de caza. Estos tres hombres de Armenteira son un claro ejemplo de como a veces una pasión se transmite de padres a hijos.

La tradición familiar de la caza la inició a principios del siglo XX Cándido Fontán Villanueva. Le contagió el gusto a su hijo Ramón y empezó a llevarlo al monte cuando éste tenía 12 años. A Cándido Fontán le gustaba tanto cazar que lo hizo hasta los 80 años. Y su hijo Ramón lleva el mismo camino. Tiene 77 y asegura que “seguiré yendo mientras pueda. Es algo que me sigue gustando, y aunque no haya caza doy una vuelta por el monte y estoy con los amigos”.

Su hijo, Jaime Fontán Gómez, también es cazador de pura cepa. “Incluso he ido con mi abuelo Cándido”, recordaba ayer por la tarde, tras regresar de su último día de caza de la temporada. “En nuestra familia llevamos la caza en la sangre”, ironiza. “En las épocas de veda es difícil de aguantar en casa”.

Y también él le pegó a su hijo el gusto por la afición. Daniel Fontán tiene ahora 24, y acompaña a su padre en las batidas desde que tenía ocho. “Desde los 16 ando con licencia, y desde los 18 con escopeta”. Reconoce que la caza es una afición inusual entre las personas de edad, y que muchos compañeros suyos no entienden cómo puede renunciar a tanto por ella. “Es sacrificado y más si van con escopeta, porque los días de caza suelen ser festivos y hay que levantarse temprano, pero también se sale por las noches de vez en cuando”, pero ni con esas está dispuesto a renunciar a los paseos por el monte en compañía de su abuelo, su padre, un cuarto cazador que va con ellos de vez en cuando y los perros de rastreo.

Último día

La temporada de caza menor en Galicia se cerró ayer. A partir de ahora los cazadores solo podrán salir al monte para hacer batidas autorizadas de zorro o jabalí. Los tres familiares de Armenteira también salieron ayer, pero por la tarde. “Por la mañana había mucha neblina y no compensaba ir a ninguna parte”, afirma Jaime Fontán.

Éste explica que la campaña recién concluida no ha sido gran cosa por culpa de los brotes víricos que han sufrido las poblaciones de conejos del monte Castrove. “Nosotros el año pasado cazamos 60 conejos, y este año 31. No ha sido un año muy bueno”, añade Jaime. Como broche de la temporada ayer se llevaron para casa un conejo.

Que no ha sido un año para tirar cohetes también lo dice Juan José Millán, que es el presidente de la sociedad de caza de Armenteira. “Ha sido una temporada bastante floja. Al principio no parecía que hubiese mucha vírica, pero al final apareció más de la prevista. Aunque también creemos que debió declararse alguna a mediados de otoño”. En el Tecor (Territorio Cinegético Ordenado) de Armenteira también cuentan con especies de pluma, como perdiz, arcea o faisán, aunque según Millán también escasea, sobre todo la perdiz.

Así las cosas, para quienes solo tengan licencia de caza menor llega el momento de colgar la escopeta y de salir solo a pasear con los perros.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *