Pontevedra // «En treinta años no he visto en el monte ninguna cazadora»

¿Lo compartes?

Es, probablemente, la única mujer de Deza y Tabeirós-Montes que practica la caza o, al menos, una de las pocas. Ella misma asegura que nunca ha coincidido con una fémina en una cacería, y lleva unos treinta practicando este deporte en varios puntos de la geografía española.

21/10/2013 | Faro de Vigo

Salir al monte es para ella “una vía de escape” del trabajo y de la casa.

-¿Cómo ha transcurrido la primera mañana de la temporada?

-Mal. Hay poco conejo y los perros solo echaron uno; le disparó un compañero, pero no lo mató.

-Suena tópica, pero es la pregunta obligada. ¿Hay machismo en el mundo de la caza?

-Yo nunca me he sentido discriminada porque los compañeros que tengo son muy buenos. Sí es verdad que la gente me mira. Una vez fui a una batida de jabalí y me observaban extrañados; ese día, casualmente, maté una pieza.

-¿También en estas artes las mujeres tienen un sexto sentido?

-Pienso que no. Los hombres tienen más instinto para saber por dónde va a salir el conejo… quizás sea por la experiencia.

-¿Y en puntería quién gana?

-Depende de la experiencia de cada uno. Yo fallo y acierto como todos. Pero para mí, el fin de la caza es ver trabajar a los perros. Matar el conejo, al final, es lo que menos importa.

-¿Ha coincidido con alguna otra mujer en el monte?

-Nunca. Hace años se hablaba de que había otra chica de Rodeiro que cazaba, pero ya no lo hace. Llevo unos treinta años cazando aquí, y he ido a Navarra, Ciudad Real, Cuenca y otros puntos, pero no me he topado con ninguna.

-¿Por qué hay tan pocas?

-Es un mundo muy sacrificado. El año pasado en Cuenca me dijeron que no habían conocido una mujer tan sacrificada como yo. Hay pocas mujeres dispuestas a andar en el monte, no sé si por desconocimiento.

-O por los roles que tradicionalmente se han impuesto…

-Puede ser. Hoy en día la mujer ‘come’ a los hombres en todo, pero en los montes no se disfruta como se debiera. Para que haya caza hay que trabajar, pero no solo la directiva del tecor, sino todo el colectivo. El de Rodeiro era uno de los mejores de la zona, pero ahora no está bien cuidado.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *