Plantas que ahuyentan insectos

¿Lo compartes?

Manténlos lejos de tu perrera

[dropcap]E[/dropcap]n verano, un problema para los propietarios de perros son los insectos, transmisores muchos de ellos de enfermedades. ¿Quieres saber cómo alejarlos, de forma natural, de las instalaciones donde guardas a tus compañeros de caza?

Texto y fotos: Juan J. García Estévez / Veterinario

Plantas que ahuyentan insectos[dropcap]P[/dropcap]ulgas, garrapatas y mosquitos se convierten en molestos y dañinos enemigos durante los meses cálidos: la leishmaniasis –la enfermedad del mosquito– y la filariasis –los gusanos del corazón– son dos importantes enfermedades transmitidas por los últimos que, por desgracia, son muy conocidas –y sufridas– por los cazadores y sus perros. La utilización de plantas como repelentes de insectos es una de las propuestas para evitar estas enfermedades en perreras al aire libre.

 

Plantas repelentes

[dropcap]E[/dropcap]xisten plantas que, a lo largo de su evolución, han desarrollado defensas químicas frente a los insectos que las agredían. Desde la antigüedad, el hombre ha venido observándolas por su capacidad natural de hallarse libres de insectos y plagas. Precisamente estas plantas, y el conocimiento de las mismas, se empezaron a utilizar en todas las culturas con diferentes fines y como remedio a innumerables problemas. Puede ser que su utilización, con fines medicinales, sea más antigua incluso que los seres humanos. Los animales también las emplean como remedio para algunos de sus males, algo descrito en algunas especies, siendo especialmente relevante el uso que hacen los chimpancés –nuestros parientes más cercanos– como solución a sus problemas digestivos o parasitarios.

Plantas que ahuyentan insectos[dropcap]E[/dropcap]n todas las zonas de España, como país de culturas antiguas y variadas, la tradición popular nos ha legado un importante conocimiento de las plantas y su utilización tanto en la gastronomía como en la medicina natural y en otros muchos ámbitos de la vida cotidiana. En base a estas observaciones y conocimientos, la ciencia ha ido investigando estas plantas y obteniendo numerosos productos que son la base para innumerables principios químicos –muy especialmente de los insecticidas de última generación–. En base a esto, y centrándonos en el tema que estamos tratando, a mediados del siglo pasado se realizaron interesantes descubrimientos sobre insecticidas de origen vegetal para el uso en la agricultura. Muchos de ellos se utilizaron hasta los años 40, cuando los de tipo químico y de origen sintético, como el DDT, los desplazaron. Actualmente vuelven a tener interés, ya que los sintéticos demostraron ser altamente tóxicos e incorporarse a las cadenas tróficas, mientras que los que provienen de plantas son mucho más seguros, poco tóxicos para los animales de sangre caliente y respetuosos con el medio ambiente.

 

Cómo utilizarlas

[dropcap]D[/dropcap]e los parásitos externos, las garrapatas y mosquitos son los más peligrosos porque son los que transmiten las enfermedades más graves. Tanto unos como otros necesitan de la vegetación para alojarse, ya que a los perros sólo los utilizan para extraerles sangre, alimento del que obtienen la energía para llevar adelante su ciclo biológico. Centrándonos en la leishmania, una de las enfermedades más graves y más extendida entre los perros de caza, en la actualidad disponemos de amplios conocimientos sobre la biología del flebotomo –mosquito transmisor de esta enfermedad– que nos pueden ser útiles a la hora de planificar la estrategia con el uso de plantas repelentes: sabemos que reposa durante el día en zonas protegidas del viento y con vegetación que mantenga cierto grado de humedad; también sabemos que no realiza grandes desplazamientos y que se mantiene en un entorno concreto. Por ello, situando plantas que los ahuyentan en el entorno de las perreras, lugares idóneos para el descanso de los insectos, evitaremos su presencia haciéndoles desplazarse a otras zonas.

 

Plantas interesantes

[dropcap]L[/dropcap]o cierto es que aún no existen demasiados datos científicos sobre este tipo de plantas y su verdadera acción. No obstante, de algunas de ellas se han obtenido insecticidas naturales muy eficientes para la industria, quedando demostrada su eficacia. La más conocida es el piretro o pelitre de Dalmacia (Chrysanthemum cynerariaefolium), de la que se extrae una mezcla de piretrinas, muy tóxicas para los animales de sangre fría como los insectos y gusanos pero no para el hombre y animales de sangre caliente que las ingieren o inhalan. Es la primera opción para nuestras perreras, pues además esta especie de margarita es una planta muy decorativa.

Plantas que ahuyentan insectos[dropcap]O[/dropcap]tro insecticida de origen vegetal muy extendido es la rotenona, que se encuentra en las plantas leguminosas de origen tropical de las especies derris y lonchocarpus, conocido desde hace más de 2.000 años en Asia. En nuestro país encontramos el gordolobo o verbasco (Verbascum thapsus), planta muy común, erecta, de hojas grandes y afieltradas con una pelusa blanca y flores amarillas que crece en terrenos incultos, taludes y praderas secas. También es conocida como planta ictiotóxica: se utilizaba para envenenar ríos, ya que los peces muertos por este sistema eran comestibles.

[dropcap]O[/dropcap]tras plantas tienen fama a nivel popular, pero no existen trabajos científicos al respecto. La más conocida es la albahaca (Ocimum basilicum), ampliamente utilizada en jardines como planta olorosa y ornamental así como en gastronomía. A otras plantas aromáticas como la manzanilla loca (Chrysanthemum coronarium), la lavanda (Lavandula officinalis), el ajenjo (Artemisia absinthium)… se les reconoce también estas propiedades. Entre los arbustos y árboles de mayor tamaño, a la catalpa, al eucalipto y al laurel también se les atribuye efectos disuasorios frente a los insectos. Entre las plantas tapizantes, la madreselva parece cumplir este requisito. JyS


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *