Pescadores deportivos

¿Lo compartes?

cabecera-sarasketa

Juan Antonio Sarasketa – 15/3/2017 – 

Cada vez son más los pescadores deportivos de altura y nadie tiene por qué molestarse si cumplen con los cupos y respetan el trabajo de los profesionales del sector. Un pescador deportivo no deja de ser un simple anzuelo en la inmensidad de los mares. Por el contrario su embarcación es una fuente de riqueza para el puerto que la cobija. Este binomio de conservacionismo y turismo deportivo de mediano y alto standing encuentra en nuestros mares un futuro esperanzador al que entiendo debe arropar cualquier administración con visión de futuro. Así al pario de estas inquietudes han nacido asociaciones que están desarrollando una buena labor de información y promoción de la pesca recreativa como la pesca de altura. Esta actividad dirigida eminentemente a la captura de los túnidos en el Cantábrico y también a los marlines, espadas y tiburones en el Mediterráneo y Océano Atlántico. Lógicamente su localización supone para los aficionados la mayor dificultad de esta compleja modalidad a desarrollar muchas veces a cincuenta y más millas de la costa. Localizando el banco de túnidos el pescador que reúna los conocimientos necesarios para valorar las condiciones que se encuentra el mar y el tiempo reinante, determinará el tipo de señuelo o cebo a utilizar en el momento. Las cañas aproximadamente de dos metros sujetas a la embarcación y con carretes que admiten alrededor de las mil yardas de línea deben guardar con estos una cierta similitud de resistencia. Pero no solo se pescan túnidos desde embarcación. Las lubinas suscitan especial atención a los propietarios de pequeñas embarcaciones que bordeando sigilosamente la costa intentaran a la cacea la captura de este emblemáticos y exquisito predador. Un pescador especialista en lubinas, nacido en Lekeitio, Juan José Alday Berikua, Patrón de Pesca Profesional y Técnico de Telecomunicaciones publicó hace unos años un libro sobre las lubinas, especificando toda clase de técnicas, modalidades, cebos, gastronomía y cuanta información precise el más exigente de los pescadores de costa o embarcación. Merece la pena consultarlo. Son poquísimos los libros editados por especialistas en la pesca de la lubina o róbalo.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *