Peligros de no proteger tus ojos con gafas de tiro

¿Lo compartes?

 

Gafas de tiro beretta
Las gafas de tiro son obligatorias en muchos clubes de tiro y una buena idea a la hora de proteger los ojos sobre posibles impactos, porque solo tenemos dos y no venden repuestos.

11/08/2016 | Redacción JyS

Incluso el modelo más barato de gafas de tiro (unos ocho euros) puede proteger tus ojos de un impacto directo causado por los perdigones de un disparo de escopeta. Sin embargo, no es este el único uso ni el único accidente del que te puede proteger este elemento de seguridad.

Antes de continuar conviene recordar que hay quien usa sus gafas de sol –las de ir a la playa–, como medida de protección a la hora de disparar. Obviamente no protegen igual que unas gafas de tiro, puesto que sus cristales pueden fragmentarse y hacer el efecto de metralla en caso de un impacto directo.

Por este motivo, el material empleado para la creación de unas gafas de tiro -policarbonato en la mayoría de modelos- es muy resistente ante posibles impactos. Además, la montura está diseñada expresamente para este uso, y ofrece un mayor campo de visión al tirador. A pesar de que los traumatismos oculares en deportes de tiro son poco frecuentes, cuando se dan pueden fatales. Acabar con un pedazo de latón o plomo metido en un ojo es algo posible cuando estamos en el campo de tiro, no digamos ya cazando en mano, donde lo que puede venir hacia nuestros ojos es un perdigón.

Usar gafas de tiro, una práctica poco extendida

Usar gafas de protección balística es algo que no está muy extendido en nuestro país, cuando debería ser la norma. Entre los accidentes oculares realizados en ejercicios de tiro, se han encontrado lesiones provocadas por ramas, cartuchos del compañero que al salir disparados han impactado en la zona ocular, pequeñas piedras o arena arrastradas por el viento, esquirlas de proyectiles dentro del ojo y un largo etcétera de situaciones que podrían haberse evitado. Los casos más graves se dan cuando un rifle o una escopeta explota por una sobrepresión en su recámara. Un terrible accidente, imposible de prever, que acaba costando la visión, total o parcial, en la mayoría de los casos.

En el mercado internacional existen más de 40 marcas que fabrican gafas para tiradores. Cada una de estas firmas comercializa entre 5 y 50 modelos diferentes, lo que hace que la oferta disponible sea amplísima, con un gran abanico de precios, para que no tengamos ninguna excusa y cuidemos los únicos ojos que tenemos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *