Palencia // La escopeta, fuera de la herencia

¿Lo compartes?

Malos tiempos para la caza. Si bien los amantes de este deporte tienen claro lo que se disfruta con su práctica, la realidad es que cada vez hay menos adeptos. La crisis económica, la edad de los cazadores y la falta de relevo generacional son los principales motivos de que cada año sean menos los que se lanzan al campo en busca de ansiadas piezas.

28/10/2013 | Diario Palentino

Se habla de que en la última década se han perdido más de 22.000 cazadores en Castilla y León. Es difícil cuantificar el número de palentinos que cada año saca su correspondiente licencia para la temporada de caza, ya que lo puede hacer en cualquiera de las provincias de la Comunidad, según explican desde la Junta.
«El coste de cazar ha venido subiendo de forma sostenida, lo que tampoco invita a los jóvenes a practicar la caza», señala José de Luis, presidente de la Federación de Caza de Palencia. A lo que se une que «mientras antes los hijos salían al campo con los padres y disfrutaban de una jornada de caza, ahora se aburren y prefieren ocupar su tiempo en otros menesteres», indica.
Esto supone que la «cantera no se renueve», ya que los jóvenes tienen «otros medios de diversión y se acuestan cuando nosotros nos levantamos para ir al campo».
A esto se suman las distintas tasas, licencias y pagos de cotos a los que tienen que hacer frente estos aficionados. «La licencia ha subido este año un 60%, algo exagerado en los tiempos que corren», destaca De Luis. «La Administración Regional insiste en que ellos no son responsables de estos aumentos, ya que vienen directamente del Ministerio, pero este afán recaudatorio no beneficia en nada», puntualiza.

futuro. Pese a que no se atraviesan buenos tiempos, hay que mirar el presente en positivo y pensar que el futuro que se presenta será mejor.
Para José de Luis, lo importante ahora es «aunar criterios entre cazadores, Administración y todos los entes implicados en esta actividad para lograr muchos beneficios, que es lo que realmente interesa».
Hace alusión a los agricultores, con los que insiste es importante «llegar a un entendimiento» para beneficio de las partes. Asimismo se refiere a otros sectores que pueden verse muy beneficiados por la práctica cinegética.
«La caza es una riqueza alternativa que puede favorecer al turismo, la gastronomía, la agricultura y demás sectores en torno a los que gira su práctica», insiste.
Por ello pide que todas las partes se impliquen, miren de forma positiva al futuro y vean las posibilidades de riqueza que tiene esta actividad en una provincia como Palencia.
Quienes ayer salieron al campo para comenzar esta nueva temporada lo pusieron en práctica, ya que muchos aprovecharon la jornada para pasar un día fuera, comer en algún establecimiento de la provincia y disfrutar de los muchos atractivos que Palencia ofrece, más aún en esta época otoñal.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *