Organizaciones anticaza tratan de prohibir el uso del plomo a través de la Convención de Especies Migratorias

¿Lo compartes?

logoSEO

SEO Bird Life anuncia que la convención ha acordado prohibir totalmente este metal para cazar en un plazo de tres años, a pesar de que sólo es una recomendación no vinculante para los estados. Países como EEUU o Inglaterra ya han anunciado que no lo prohibirán. El Gobierno español aún no se ha pronunciado públicamente, generando un gran malestar en el sector cinegético.

 

Durante la pasada semana tuvo lugar en Quito (Ecuador) la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS), un órgano internacional desconocido por la mayor parte de los ciudadanos europeos, pero que sirve para establecer directrices en la conservación de los animales. En su último encuentro, y gracias a las presiones de grupos anticaza tan reconocidos como SEO Bird Life, la convención decidió incorporar el documento UNEP/CMS/COP11/Doc.23.1.2, en su guía para prevenir el envenenamiento de las especies migratorias. Para algunos como Juan Antonio Sarasketa, presidente de la Oficina Nacional de la Caza, este simple hecho pone en tela de juicio la credibilidad de la CMS, pues dicho informe “aseguraba barbaridades como que existe una alternativa real a la munición del plomo o que la industria ya está preparada para el cambio”. “Esto además de falso, denota un desconocimiento absoluto del sector de la caza ya no solo en España, si no también en el resto de Europa, y nos lleva a pensar que se trata de un ataque directo a los cazadores de todo el mundo”. Para el presidente de la ONC el uso del plomo ya está regulado desde hace años en España y carece de sentido cercenar la libertad de sus ciudadanos aún más sin beneficio alguno para el medio ambiente: “Si esto se aplicase en España lo que se conseguiría es que el 80% de los cazadores, que son gente humilde, tuvieran que abandonar la caza, porque la munición alternativa que proponen las organizaciones anticaza, además de ser muy deficiente, es inasumible, hasta 15 veces más cara que el plomo. Entonces la caza sería solo para los ricos”.

A pesar de que sólo se trata de una recomendación y de que cada país decide si lo asume o no, SEO Bird Life ha anunciado la noticia como un triunfo asegurando que la munición de plomo será prohibida en la caza a nivel internacional. Nada más lejos de la realidad. EEUU ya anunció, nada más conocer la inclusión de las recomendaciones, que cada estado es soberano sobre estos temas y que no iba a prohibir el uso de este tipo de munición a sus ciudadanos. Tampoco lo hará Inglaterra, como ya ha anunciado.

Por el contrario, en España el Gobierno del Partido Popular aún se mantiene en silencio, generando un creciente malestar en el sector cinegético español. La Oficina Nacional de la Caza le ha instado a manifestar su postura públicamente, pero aún no ha realizado ninguna declaración. “Nos hemos puesto en contacto con el Ministerio de Medio Ambiente a través de nuestra secretaría, pidiéndole que se manifieste y que nos indique claramente qué va a hacer con respecto a este tema. Estamos a la espera de su respuesta”, ha asegurado Sarasketa.

¿Qué supone la prohibición del plomo?

Prohibir el plomo en la munición de caza sería asestar un golpe de gracia a una práctica que en España realizan directamente un millón de ciudadanos, que tiene unas profundas raíces en nuestra cultura y que sirve para regular las poblaciones animales, evitando, entre otras muchas cosas miles de accidentes de Tráfico en nuestras carreteras. Además supondría un duro golpe a uno de los pocos motores generadores de riqueza de las zonas rurales de España. “No entendemos que se pretenda prohibir algo que se desconoce. Las organizaciones ecologistas jamás han hablado con la industria cartuchera de nuestro país y han presentado informes carentes de cualquier rigor para avalar la prohibición del plomo en la caza. Tampoco entenderíamos que la Administración regulase la actividad cinegética en virtud del deseo de aquellos que quieren acabar con ella y que jamás la van a practicar”, ha asegurado Sarasketa. Y ha añadido: “estoy convencido de que el Gobierno de España es consciente de todo esto y es sensible al gran malestar que se está generando entre el millón de cazadores españoles, por eso sería bueno que hiciese pública su postura de manera abierta como ya lo han hecho otros países como EEUU”.

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *