La munición de plomo no tiene impacto significativo en la salud ni en el medio ambiente

¿Lo compartes?

Expertos de todo el mundo se reunieron el pasado octubre en Bruselas para presentar nuevos estudios científicos y revisar la influencia de la munición de plomo en el medio ambiente y la salud humana desde distintos prismas.

13/11/2015 | Redacción JyS

shutterstock_338124527-baja
Foto. Shutterstock.

El pasado mes de octubre Bruselas acogió el ‘Simposio sobre el Uso Sostenible de la Munición de Plomo en la Caza y el Tiro’. En él se dieron cita 110 expertos de diferentes ámbitos (científicos, miembros de organizaciones medioambientales, organizaciones de caza y tiro, agencias alimentarias, periodistas y políticos) para analizar los posibles efectos de la munición de plomo en la salud de las personas y en el medio ambiente.

Los ponentes subrayaron que, de todos los estados en los que se puede encontrar el plomo en la naturaleza, sólo se utiliza en forma de metal y es altamente sostenible porque puede reciclarse. Además posee excelentes cualidades balísticas, y ningún otro metal es capaz de ofrecer la misma sostenibilidad ni los mismos resultados.

El comité de expertos concluyó que su uso está muy regulado y además se destacó durante las ponencias que una gestión responsable minimiza su impacto negativo. Se expusieron además estudios científicos que aseguran que el plomo de la munición no tiene un impacto significativo en la salud y el medio ambiente, por lo que si queda un trozo de plomo en la carne de caza el cuerpo no lo digiere y lo expulsa tal cual, tal como reflejan los estudios “El plomo en la carne de caza” de Christer Holmgren, los presentados por Pier Mannucci director científico de la Fundación del hospital Policlínico de Milán, o los de Holger von Stetten doctor en Medicina Interna.

Diapositiva SImposium
Diapositiva mostrada en el simposium celebrado en Bruselas en la que se muestran diferentes imágenes del proceso de estudio sobre un jabalí abatido con bala de plomo.

Por otra parte, diversos agentes de los que allí se reunieron aseguraron que las restricciones en algunos países sólo han dañado la caza, que es a todas luces una de las herramientas más eficaces de conservación. Como en el caso de Rick Patterson, director ejecutivo de SAAMI (The Sporting Arms and Ammunition Manufacturers’ Institute) que expuso el caso del Cóndor de California, cuyos niveles de plomo en sangre y población no han variado a pesar de la prohibición de la munición de plomo en 2008. Por último, se destacó la importancia de reciclar el plomo recogido en los campos de tiro tal y como defendieron Stefano Rosi y Joachim Streitberger.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *