Noruega vuelve a permitir el uso de la munición de plomo después de haberla prohibido

¿Lo compartes?

 

Captura de pantalla 2015-02-06 a la(s) 14.51.25La retirada de la prohibición, efectiva desde 2005, ha sido aprobada por una mayoría parlamentaria aplastante. De esta manera sigue los pasos de Finlandia, país que también aprobó la prohibición absoluta del plomo para después levantarla.

 Redacción JyS

79 votos a favor y 16 en contra –es decir, por mayoría absoluta–, el Parlamento de Noruega aprobó, este pasado martes 3 de febrero, la reintroducción de la munición de plomo para la caza fuera de los humedales. O lo que es lo mismo, el uso de cartuchos de perdigones de plomo. Se trata de una decisión histórica, ya que la prohibición regía desde 2005 y su levantamiento era una de las reivindicaciones que con más ahínco han defendido desde entonces tanto las asociaciones cinegéticas como el sector noruego en general.

 

Estas mismas asociaciones siempre argumentaron que la prohibición se estableció por presiones ecologistas (similares a las que SEO Birdlife está ejerciendo en estos momentos en nuestro país) a pesar de no existir evidencias sólidas de que el plomo empleado para la caza perjudicaba seriamente la salud tanto de los animales como de los seres humanos. De hecho, el sector de la caza noruego siempre afirmó que esta decisión se tomó por intereses políticos basados en trasladar a la opinión pública un mensaje más emocional que real.

 

Acciones desarrolladas

A partir de ese momento, la Asociación de la Caza Noruega y el Consejo de Armas de Noruega trabajaron conjuntamente para demostrar que el plomo es la munición más apropiada para cazar, y que la prohibición se imponía sin que existieran evidencias científicas concretas sobre su toxicidad. Este arduo trabajo de años les ha llevado a demostrar finalmente que la munición sin plomo no es más limpia ni eficiente, además de provocar un sufrimiento innecesario a los animales y riesgos para los cazadores. Sobre este aspecto, han demostrado también que los potenciales efectos adversos para la salud y el medio ambiente de esta munición alternativa ni siquiera se habían estudiado con detalle en el momento de la prohibición.

 

El contagio a otros países

Tras la votación en el Parlamento, el Gobierno noruego articulará la decisión en forma de regulación que permitirá a los cazadores volver a usar el plomo, aunque sólo fuera de los humedales, como ya sucede en el resto de Europa. Además la medida será efectiva en esta misma temporada. Por su parte, las asociaciones cinegéticas del país esperan que su ejemplo práctico sirva para ilustrar a la Unión Europea, quien hace unos meses apoyó un informe, cargado de imprecisiones y carente del más mínimo rigor, que planteaba unas recomendaciones para alcanzar la prohibición absoluta del plomo en toda Europa. Ese informe fue defendido en la Cumbre Internacional sobre  las Especies Migratorias por el español Juan Carlos Atienza, director de conservación de SEO Birdlife, y ha generado una importante polémica dentro del sector cinegético español, al tiempo que ha puesto en seria duda el rigor científico de esta organización ecologista, que ya es tildada por muchos como una asociación anticaza.

Pero Noruega no ha sido el primer país en prohibir completamente el uso del plomo, ni tampoco el primero en rectificar el error cometido. Finlandia también adoptó una medida similar hace unos años, al establecer una prohibición total, y la experiencia les obligó a autorizar de nuevo el uso de este tipo de munición, que en el caso de la escopeta no cuenta con ningún sustituto viable en el mercado.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *