Navarra // La Mesa de la Caza pide unión para que el guarda no sea obligatorio

¿Lo compartes?

Los cazadores de Navarra se han reunido en fechas recientes en Aizoain para dar a conocer todo el trabajo desarrollado desde la llamada Mesa por la Caza Social de Navarra y más en concreto, la propuesta de modificación de Ley que ha presentado en el Parlamento UPN en la cual «el Guarda deja de ser obligatorio para las batidas de jabalí, corzo, zorro batidas por daños, etc».

21/03/2014 | Diario Vasco | ALICIA DEL CASTILLO

A esta reunión del colectivo de cazadores navarros asistieron más de 200 personas «preocupadas por la situación actual de la caza en Navarra».
La Mesa de la Caza Social de Navarra está formada por el Club de Cazadores de Becada (CCB), la Asociación de Resacadores y Perreros de Navarra, la Asociación de Becaderos de Navarra, la Mesa por la Caza de Olite y la Federación Navarra de Caza (FNC), «aunque se dejan las puertas abiertas para otras asociaciones o colectivos de cazadores que deseen formar parte de esta plataforma».
Explican que «la desunión e intereses particulares por parte de los colectivos de cazadores en Navarra ha sido la tónica general en estos últimos 20 años dando como resultado un malestar generalizado sin resultados aparentes y satisfactorios». Por eso pretenden aglutinar a todos los cazadores navarros para «tener una voz única sin intereses particulares ante el Gobierno de Navarra, los grupos parlamentarios y administraciones en general con el fin de dar a conocer la problemática de la caza navarra y defender las posibles soluciones en aspectos generales que afectan a la caza en Navarra desde el diálogo con propuestas coherentes, sólidas y consensuadas».
Entre otras cuestiones, en la actualidad trabajan en «problemas como la obligatoriedad de guarderío, repoblaciones de especies cinegéticas, daños en cultivos, accidentes provocados por especies cinegéticas, órdenes de veda, etc».
Obligatoriedad de guardas
Precisamente la obligatoriedad de guardas en los cotos es uno de los temas que más preocupan a sociedades de caza. Como recuerdan, la Ley Foral 23/2013, de 2 de julio, modificó la Ley Foral 17/2005, de 22 de diciembre, de caza y pesca de Navarra en varios de sus artículos. Entre ellos, se reformó el artículo 51, referente a la vigilancia de los acotados de caza. Dicha modificación ha generado una situación de incertidumbre entre los cazadores navarros, que han manifestado dudas sobre la interpretación de dicho artículo, así como sobre las consecuencias de su aplicación.
Desde el primer momento la Mesa por la Caza Social en Navarra se opuso a esta obligatoriedad y tras varias reuniones con el departamento y con grupos parlamentarios «tenemos como resultado una propuesta de modificación de Ley».
Propuesta de modificación
En ella se añaden varios apartados y sí se recoge «dotar al acotado de un sistema de guarderío para llevar a cabo las actuaciones previstas en el artículo 51 de la presente ley foral».
Dicho artículo se refiere a que «será necesario que el coto cuente con un sistema de guarderío de caza para llevar a cabo las siguientes actuaciones: manejo de poblaciones, incluyendo sueltas, repoblaciones y translocaciones. En todo caso, cuando se haya autorizado una repoblación de especies cinegéticas, durante el tiempo que la caza de esas especies esté vedada y el acotado permita la caza de otras especies: caza a rececho de ciervo; monterías, controles anuales de poblaciones y cuando, como consecuencia de una gestión deficiente o por colocación de venenos y cebos envenenados o el uso de sustancias tóxicas prohibidas por la legislación vigente, se hubiera producido el cierre total o parcial del acotado en cumplimiento de expediente administrativo, penal o medida cautelar. En este caso, la presencia del guarda de caza se prolongará hasta el final de la primera temporada efectiva de caza en el acotado».
Esta será la propuesta que trasladarán «a quién convenga el apoyo a esta iniciativa de modificación de Ley dejando claro que la prudencia en estos momentos es muy importante». Recuerdan que «había una propuesta parecida y gracias a la desunión del colectivo, no prosperó».


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *