Navarra // El Gobierno foral prohíbe cazar a la nueva sociedad de Cintruénigo

¿Lo compartes?

El Gobierno de Navarra ha prohibido cazar al denominado Club Deportivo Sociedad de Cazadores de Cintruénigo San Isidro Labrador, constituido en la villa en octubre de 2013.

03/05/2014 | Diario de Navarra | DIEGO CARASUSÁN

Según indica el departamento de Medio Ambiente, esta nueva entidad se constituyó con la finalidad de que los socios de la extinta Sociedad de Cazadores de Cintruénigo, sancionada con la suspensión de la caza por un periodo de dos años, “sigan ejerciendo la caza en el coto”.

Según indica el departamento, “esta apreciación se basa en que prácticamente la totalidad de los socios de la sociedad local de cazadores sancionada ha ejercido la caza en el coto a través de esta nueva asociación local (incluida la junta de gobierno de la asociación extinguida)”.

Como se recordará, en 2012 se detectó un caso de envenenamiento de aves que provocó la muerte de unos 140 ejemplares, la mayoría especies protegidas. Por este tema están imputados los presidentes de las antiguas asociaciones de cazadores de Cintruénigo y Tudela, y el Gobierno prohibió la caza a ambas entidades.
En el caso de la desaparecida entidad cirbonera, la prohibición se extiende hasta el 4 de julio de 2015, fecha hasta la cual tampoco podrá ahora ejercer la caza la nueva asociación.

La opinión de los cazadores

El presidente de esta nueva entidad de cazadores, Jacinto Garbayo Domínguez, salió el apsado miércoles al paso de esta decisión del Gobierno de Navarra y afirmó que la junta rectora de esta asociación “no se siente responsable” de los hechos citados “y no comparte que se les sancione por los mismos”.

Garbayo apuntó que su junta rectora “solicitó la autorización de caza siguiendo todas y cada una de las indicaciones” dadas por el Gobierno foral y Ayuntamiento de Cintruénigo. “Esta junta ha obrado de buena fe y se siente engañada”, explicó, a la vez que apuntó que, “culpabilizar a toda una sociedad por hechos realizados por personas concretas sí es distorsionar la ley”.

Además, como apuntó, “dada la imposibilidad real de cazar, esta junta y la sociedad a la que representamos declina cualquier responsabilidad en los daños que, tanto a cultivos como a infraestructuras, puedan hacer determinadas especies animales que habitan en el coto”.

Las alternativas futuras

En este sentido, la alcaldesa de Cintruénigo, Raquel Garbayo, puntualizó que, pese a la prohibición de caza que pesa ahora sobre esta entidad, “la gestión del coto sigue siendo suya, y la responsabilidad de lo que ocurra en él también”.

En cualquier caso, la primera edil afirmó que, de confirmarse la renuncia de la sociedad a la gestión del coto, el consistorio deberá decidir “si lo vuelve a sacar a subasta, si hace una adjudicación directa, o si deja que sea el Gobierno de Navarra quien lo controle”.

“Lo que nos preocupa en estos momentos son los daños y, desde el consistorio, sabemos que hay que buscar una solución, siempre dentro de la legalidad y hablando entre todos, para que los agricultores no tengan problemas con sus cosechas y los cazadores puedan cazar”, indicó Garbayo.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *