Navarra // El Ayuntamiento de Cortes prevé un ‘gran problema’ si debe asumir el coto de caza

¿Lo compartes?

El Ayuntamiento de Cortes considera que la devolución del coto por parte de los cazadores, anunciada el martes, generará un “gran problema” al consistorio al tener que asumir los daños que cause en los cultivos la fauna cinegética.

29/09/2013 | Diario de Navarra 

Según indicó este jueves el alcalde de Cortes, Javier Blasco Mendívil, el ayuntamiento tratará en breve este asunto “y decidirá si conviene que haya coto o no”. “Tendremos que valorar todos los pros y los contras porque realmente es una carga importante tener que asumir los daños que puedan generar los conejos o los jabalíes”, indicó el primer edil, quien se mostró contrariado por esta situación que dijo “no entender”.
“Es algo excesivo echar toda la culpa a quien lleva el coto. El cabeza pensante que redactó esta ley se pasó 20 pueblos”, afirmó Blasco.

En este sentido, el consejero de Medio Ambiente, José Javier Esparza, apuntó este jueves que “el tema de los cotos está en el ámbito municipal”. “La propiedad es del ayuntamiento y la relación que se establece con cazadores y agricultores también está en el ámbito municipal. El Gobierno aprueba los cotos si cumplen la normativa y desde el punto de vista medioambienta regula la actividad que se debe desarrollar allí”, indicó Esparza.

Como se recordará, la Sociedad de Cazadores San Miguel de Cortes, formada por casi 140 socios, decidió devolver el coto al ayuntamiento, titular de este espacio de unas 3.500 hectáreas, al no poder hacerse cargo del coste por los daños en los cultivos.

Según indicó la entidad, en el coto de Cortes se practicaba la agricultura tradicional, siendo su gestión cinegética y el control de los daños en la agricultura algo sencillo de realizar -no había fauna de caza mayor-. Pero esto empezó a cambiar por actuaciones públicas realizadas a través del Gobierno foral, como por ejemplo la autopista AP-68 y la autovía A-68, que dividen el coto en dos partes; o los canales de Lodosa e Imperial, que también lo atraviesan. Según afirmaron los cazadores, en estos lugares se ha ido asentando una extensa fauna cinegética, principalmente de conejos.

Además, a estos daños hay que sumar los que causan los jabalíes en las grandes parcelas de maíz que se cultivan actualmente.

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *