Moral ecologista

¿Lo compartes?

cabecera-mancheño

José María Mancheño – 07/05/2015 –

Mucho se ha escrito y también criticado a la Federación que presido – y también a mí- en relación a la postura crítica y beligerante mantenida frente a algunos grupos ecologistas que, desde hace tiempo, vienen hostigando nuestras aficiones y tradiciones en Andalucía.

Desde el máximo respeto que me merecen todas esas críticas, quiero decir que nadie se ha detenido a comprobar si, con carácter previo al enfrentamiento, tendimos puentes de entendimiento con esas organizaciones. Nosotros sí lo hicimos pero no sirvió de nada ya que, en esencia, los ecologistas anti-caza no se mueven por criterios técnicos o científicos, sino por cuestiones morales, en su cabeza no entra que a muchos de sus conciudadanos les guste salir al campo a cazar. En eso se resume todo.

Hicimos propuestas, intentamos la conciliación, tendimos puentes de entendimiento y seguimos haciéndolo pero fue inútil y, a día de hoy, sigue siéndolo. Siempre hay y habrá un pero, una apostilla, una nueva exigencia o un nuevo planteamiento, una nueva cuestión.

Escribió una vez Mario Benedetti que “cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, nos cambiaron todas las preguntas”. Esa es la sensación que te queda cuando te reúnes con ellos, acudes a una reunión con argumentos y justificaciones técnicas pero de nada sirven, sobre la marcha te cambian la pregunta, modifican su planteamiento. Su moral no les permite otra cosa con nosotros.

Apostemos por el diálogo, la conciliación, el entendimiento … por supuesto que sí. Pero que nadie olvide que, mientras tanto, ellos seguirán solicitando la prohibición de la caza de la tórtola, la caza en la media veda, la perdiz con reclamo …

Y nosotros seguiremos buscando respuestas a estos nuevos retos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *