Maximum carp, la gran fiesta del carpfishing

¿Lo compartes?

Esta vez nos desplazamos a tierras cacereñas, al pantano de Sierra Brava, donde los integrantes del Club de pesca Carpfishing Ciudad Real organizaron, del 28 al 30 de agosto, un campeonato en el que participaron 82 parejas. La fiesta del carpfishing estaba garantizada.

Organización del Maximum Carp

Cada momento una sensación nueva

El viernes 28 nos presentamos a las 10 de la mañana mi compañero David Moreno y yo en el lugar de la celebración. Allí nos estaban esperando los distintos stands de los expositores dispuestos a ofrecernos lo último del carp, desde las últimas marcas y sabores de cebos, hasta los materiales más novedosos: cañas, trípodes, biwis, barcas, alarmas, plomos…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Preparación del puesto

Fuimos puesto por puesto visitando y escuchando las novedades que cada marca nos explicaba. Posteriormente, la organización comenzó un sorteo de diversos productos donados por expositores del evento.

Una vez concluido este, ya a las 15:00, comenzó el sorteo de los puestos para pescar. Una vez asignados los números nos desplazamos sin demora a prepararlos, ya que a las 18:00 horas daba comienzo la prueba.

Cada pareja se organizaba según la experiencia o la destreza que se puede atesorar en un evento de estas características, teniendo muy en cuenta que cada puesto es tiene sus propias características y que algunos reservaban mayores dificultades a los participantes que otros. Cabe destacar que en el embalse de Sierra Brava la presencia de encinas sumergidas es una dificultad añadida, pero a la vez también un punto caliente ya que las carpas buscan allí refugio y comida.

Comenzamos la pesca

Como ya hemos citado, a las 18:00 horas comenzamos la prueba pudiendo sondear nuestro puesto. Algunos lo llevaron a cabo gracias a la ayuda de los barcos cebadores, otros con las barcas neumáticas y otros con cañas y plomos destinados a tal fin. Con la ayuda de la sonda pudimos “observar” la ubicación de los posibles obstáculos, así como “leer” el fondo de este mítico embalse.

Nuestro puesto carecía de encinas así como de grandes fragmentos de pizarra, por lo que en un principio no presentaba complejidad alguna. Optamos por depositar nuestras líneas alternando distancias y profundidades, aunque con una cierta incertidumbre, ya que era la primera vez que pescábamos en él. Quisimos empezar haciendo un cebado con semillas para algunas cañas y con boilies para las otras, la semilla estaba compuesta principalmente por maíz y chufa, en cuanto a los boilies optamos por la combinación dulce y salada.

Llegó la noche

Era el momento idóneo para recibir nuestra ansiada picada, ya que entre el montaje del puesto, el sondeo de la zona y la colocación de nuestras líneas las horas se nos habían echado encima. Por otro lado, el calor de la tarde se había hecho insoportable, por lo que era complicado que las carpas durante el día hicieran acto de presencia durante el día.

Las vistas en Sierra Brava son únicas
Las vistas en Sierra Brava son únicas

Un vez tumbados en nuestras camas, y pegados a nuestros receptores, soñábamos con que esa noche las alarmas echaran humo. Alrededor de las 3:30 de la noche, una de las cañas de mi compañero David comenzó a moverse sin control. Rápidamente salimos de nuestras bedchairs y cogimos la caña, pero al levantarla se detuvo, dejándonos con la miel en los labios. La carpa se había desclavado quedándonos cariacontecidos ante tan mala suerte. Mientras, los “vecinos” del puesto de la derecha iban clavando alguna que otra pieza, que a la larga les darían una gran clasificación final.

Nuestros vecinos, al final quedaron los 4º clasificados, enhorabuena campeones.
Nuestros vecinos, al final quedaron los 4º clasificados, enhorabuena campeones.

Las horas pasaban y no había manera de que las carpas entraran en nuestro cebadero, por lo que nuestra noche iba a pasar con más pena que gloria, eso sí, con una luna al 97% de luminosidad que más se podía pedir, una luz que alumbraba todo el embalse y que dejaba unas imágenes de belleza sublime.

Poca actividad pero grandes momentos

Al día siguiente comenzamos cambiando nuestros cebos y posturas, a ver si era aquí donde habíamos fallado, alternamos cebos dulces con salados. También seguimos dándole confianza a la semilla que allí siempre da peces: la chufa, un cebo polivalente en todas las situaciones y escenarios.

Las horas pasaban y no había movimiento alguno, eso sí, nosotros no parábamos de plantear diversas estrategias y posibles combinaciones para que cambiaran las tornas. Entre preparativos, risas y comentarios pasábamos el rato, buena comida y agua para hidratarnos bajo el intenso calor que propagaba el sol ese día; visitas de nuestros vecinos de la derecha e izquierda, con charlas amenas y muy productivas. Esto es lo bueno y bonito del carpfishing, el compañerismo y la buena gente siempre está ahí.

Tardes tranquilas y de mucho calor, por eso las libélulas se encontraban a sus anchas
Tardes tranquilas y de mucho calor, por eso las libélulas se encontraban a sus anchas

Sin darnos cuenta la noche se nos iba echando lentamente de nuevo encima y no había manera de que algún pez tomara nuestros cebos, así que decidimos aplicar lo que ya teníamos pactado previamente mi compañero y yo. Sacamos nuestras cañas y de nuevo comenzamos con un cebado escaso pero atrayante, o eso pensábamos. Alrededor de las 20:00 las cañas estaban listas para pasar la última y esperada noche, ya que realmente era donde teníamos puestas muchas de nuestras ilusiones.

Con una luna de nuevo al 100% de luminosidad, la noche nos envolvía de tal manera que dormir era lo que menos importaba, era tan bella la estampa que se contemplaba, que lo demás pasaba a un segundo plano. Finalmente, no hubo manera de que ni una sola de nuestras alarmas nos despertara de alegría, una noche aciaga y poco productiva en lo que a la pesca se refiere, pero una noche para grabar en nuestras retinas por mucho tiempo.

Última oportunidad

A las 8:00 de la mañana del domingo, nos despertamos y lo primero que hicimos fue mirarnos con cara de cierta tristeza al ver que la noche se había pasado sin novedad alguna. Ya sólo nos quedaban unas horas para la finalización del concurso, como se suele decir hasta el rabo todo es toro, pero al ver que durante el día las picadas no aparecían prácticamente para nadie, las posibilidades se nos reducían exponencialmente.

Así fue, la hora llegó y no hubo opciones de poder sacar una de esas maravillosas carpas que atesora Sierra Brava, pero sé que este embalse nos debe otra oportunidad al igual que sus carpas. Pronto volveremos a intentarlo con más ganas e ilusiones.

Hora de la entrega de premios 

A las 12:00 el concurso de pesca finalizó y con ello llegó la hora de desmontar e ir a la zona donde se entregarían los premios a los ganadores a las 15:00.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Los 2º clasificados, enhorabuena campeones.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Los 3º clasificados, gran concurso el vuestro, enhorabuena.
Los ganadores del Maximun Carp, enhorabuena campeones.
Los ganadores del Maximun Carp, enhorabuena campeones.

 

De las 82 parejas inscritas todas recibimos obsequios de la organización: una gorra, camiseta del concurso, una bobina de hilo, plomos, muestras de boilies, así como diversos sorteos para que todos los que no pudimos quedar de los primeros pudiéramos llevarnos algún detalle a casa. Incluso nos entregaron a todos los participantes una medalla conmemorativa del Maximum Carp.

Los grandes premios del Maximum Carp
Los grandes premios del Maximum Carp

Agradecimientos 

IMG-20140124-WA0008

11954783_1632418850371132_1693250416281203703_n
Con mi gran compañero de pesca David Moreno

 

Quiero agradecer sobre todo a Daniel Santos de la tienda Carpones de Madrid su colaboración y entrega en todo lo relacionado con el mundo del carpfishing aportándonos siempre lo mejor.

11954699_1632419073704443_1989069724164138916_n
Con Rubén, el mayor encargado y organizador del Maximum Carp

Otra persona a destacar es Rubén del Club Carpfishing Ciudad Real así como el resto de sus integrantes, que me hicieron sentir uno más en todo momento, poniendo un gran empeño para solucionar los problemas que pueden surgir en un evento de tales características.

Merece una mención especial Ricardo Cascos “Richo”, una persona muy entregada al mundo de la pesca, y que a través de su canal de radio y televisión nos enseña día a día que este maravilloso deporte está muy vivo y que goza de una extraordinaria salud.

Los grandes premios del Maximum Carp
Con el gran Ricardo Cascos “Richo”, speaker habitual en estos eventos

Y por supuesto, agradecer todo esto a mis compañeros de orilla, esos pescadores que ni el frío ni el calor puede detenerlos, siempre dando lo mejor para que esta modalidad de pesca tenga cada día más adeptos.

Algunas de las capturas

11988246_1632420007037683_9156531891562759904_n

11895988_1632421200370897_8729189406986072481_n11947631_748070031982706_5749666109575403922_n11925994_1632420687037615_6283178432347855115_n

 

11951921_1632421737037510_6559372477401343763_n

11046556_957301180993876_4931227829979146973_n

 

11947631_748070031982706_5749666109575403922_n11924964_1632422630370754_7660201803368585660_n

Por último quiero comentar que en estas líneas sólo he plasmado una pequeña parte de lo vivido ya que existen momentos difíciles de explicar con palabras, para que estas sensaciones podáis sentirlas en vuestras propias carnes sólo tendréis que apuntaros al próximo Maximum Carp que organice este Gran Club de Carpfishing de Ciudad Real. Un saludo a todos amigos y nos vemos por las orillas.

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *