Más de 400 lobos pueblan Zamora

¿Lo compartes?

Más de cuatrocientos lobos están asentados en la provincia de Zamora, en concreto 405 ejemplares de acuerdo con los resultados del último censo regional del lobo (Canis lupus) realizado por la Junta de Castilla y León que se revisa cada diez años.

19/06/2014 | La Opinión de Zamora | I. G.

Según el mismo, en la provincia hay 45 manadas, 9 más que las contabilizadas hace una década cuando se reconocieron 36. Los estudios técnicos calculan unos nueve ejemplares por manada, de lo que se deducen los 405 lobos en la provincia, la mayoría concentrados entre la Sierra de la Culebra, Aliste y Sanabria.

En el conjunto de Castilla y León el estudio ha localizado la presencia de 179 manadas en la comunidad autónoma, lo que supone unos 1.600 lobos a razón de nueve por cada grupo, frente a las 149 contabilizadas hace diez años en el estudio realizado entre 2001-2002, con alrededor de 1.349 ejemplares.

Zamora es la segunda provincia con mayor población lupina, tan solo por debajo de León, donde el último censo oficial contabiliza 54 manadas, diez más que hace una década. Muy lejos de estas dos se encuentra Palencia con 39 manadas, seguida de Burgos con 17, Valladolid con 11, Segovia con 10, Ávila 6, Soria 4 y Salamanca 3. En la mayoría de los territorios se ha producido un incremento de la población a lo largo de la última década, especialmente significativo en León y Zamora.

Los resultados fueron presentados ayer en Valladolid por el director general del Medio Natural de la Junta, José Ángel Arranz, quien destacó el incremento de un 20 por ciento en la especie en el periodo de trabajo 2002-2013. “El lobo atraviesa en líneas generales una situación favorable en cuanto a su estado de conservación, resultando esenciales las políticas que permitan compatibilizar la conservación de la especie con la actividad ganadera de nuestra comunidad”, explicó según informa la agencia Ical. Arranz recordó que a finales de 2014 se podrá tramitar el decreto que regule el Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León,

El aumento general de la población lobera ha tenido una especial relevancia al sur del Duero (donde la especie está protegida y no se puede cazar), al pasar en diez años de 17 a 27 manadas. Las otras 152 restantes se localizan en el norte del Duero (donde la especie es cinegética), donde el censo de 2001 situaba 132 grupos.

El director general del Medio Natural aseguró que en el territorio donde la especie no es cinegética, el consenso es la base para tomar decisiones de gestión del lobo y las instancias parlamentarias deben fijar aspectos de protección comunes, informa Ical. Por ello, confió en que la Comisión Europea dé el mismo estatus a la especie en toda la Comunidad. “De momento hay buenas palabras pero una directiva no se cambia de un día para otro”, explicó. Actualmente el cánido es una especie cinegética al norte del Duero y se puede controlar mediante la caza selectiva con un aprovechamiento sostenible, pero esta circunstancia no se da en el sur del Duero donde el lobo está protegido y no puede ser abatido. “Cuanto mayor sea la información científica más claro lo tendrá Europa que hay que cambiar la directiva. La población de lobos se consolida en el sur y si se controla está claro que su conservación será mejor”, apuntó.

Con respecto al norte del Duero, Arranz señaló que la población del lobo también se incrementa siendo la situación especialmente próspera en el tercio norte (reservas regionales de caza en León y Palencia), en el oeste leonés y en la provincia de Zamora. En la franja más oriental (alto Ebro y Sistema Ibérico en Burgos y Soria) el lobo mantiene pocos grupos familiares si se toma como referencia la buena calidad potencial del medio y la alta disponibilidad de alimento de la zona. En la zona centro, la meseta castellana y Tierra de Campos, el lobo está presente de forma homogénea, pero el censo apunta a un ligero descenso de la población potenciado por las limitaciones al depósito de carroñas establecidas por la Unión Europea a raíz de la crisis de las vacas locas, informa Ical.

Este censo se integra en el Censo Nacional del Lobo en España (que estará disponible en 2015), promovido por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, que se realiza en colaboración con todas las comunidades autónomas con presencia de la especie.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *