Málaga // Intervenidas más de 300 artes ilegales de caza en dos cotos de Sierra de Yeguas

¿Lo compartes?

Dos personas han sido denunciadas por la Junta de Andalucía en el marco de una operación contra la caza ilegal en la que han intervenido más de 300 artes ilegales de caza.

20/02/2014 | La Opinión de Málaga

La actuación, desarrollada en dos cotos de una misma sociedad de cazadores de Sierra de Yeguas, ha supuesto la incautación de sustancias venenosas que podrían haber servido para dar muerte a especies carnívoras y que están siendo analizadas por la Policía Científica de la Guardia Civil.

Según la Administración andaluza, la investigación fue iniciada por los agentes de Medio Ambiente en enero tras hallarse muertos tres zorros y cuatro meloncillos –especie protegida– en los cotos de caza menor. Con la ayuda de la Policía Local de Sierra de Yeguas y la unidad canina especializada en localizar cebos ilegales y envenenados, los agentes registraron cinco almacenes en los que localizaron artes tradicionales y otras menos conocidas. En otro de los registros se localizaron los cadáveres de otro zorro y el de un gato montés, esta especie también protegida, junto a un bote con polvos.

Medio Ambiente ha intervenido 91 lazos, 31 cepos, 80 cables de acero, dos botes de pegamento atrapa-roedores; 50 redes huroneras; dos redes para pájaros; 8 jaulas-trampa; una madeja de redes; 93 costillas pequeñas además de otras siete de gran tamaño; 8 postas y dos balas calibre 22, así como un reclamo electrónico. Además, la Guardia Civil analiza si el contenido de dos botes es el conocido y potente veneno Aldicarb y otras tres garrafas. El coordinador de los agentes de Medio Ambiente, José Montes, aseguró que la finalidad de las técnicas ilegales son, fundamentalmente, favorecer el desarrollo de alguna especie cinegética, los intereses ganaderos y las rencillas entre vecinos. Montes añadió que el uso de venenos está limitando el plan de expansión y de inserción de especies amenazadas como el quebrantahuesos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *