Capturan dos lucios de tamaño récord

¿Lo compartes?

Cualquiera que se haya enfrentado antes a este predador sabe que conseguir un buen ejemplar no es tarea sencilla, y mucho menos para alguien que no tiene mucha experiencia en su pesca. Pero la suerte del principiante siempre está ahí, y este chico supo aprovecharla.

28/04/2016 | Redacción JyS

Nick Wechet se dedica a la pesca desde que tenía 5 años de edad, aunque hace menos de un año que empezó a pescar lucios. La sorpresa no podía ser menos cuando un día frío decidió ir a pescar y se encontró con un enorme lucio. Aunque no tenía instrumentos de medida, gracias a la fotografía que tomó se sabe que tenía una medida de 1 metro y 27 centímetros de largo aproximadamente. 

Todo empezó una mañana en Fox River (Canadá), cuando Nick Wichet decidió ir a pescar con su novia. A las 10 de la mañana el sedal salió disparado su carrete y empezó a correr. No tardó mucho en conseguir atrapar el pez, aunque no tenía red para recogerlo. Era el pez más grande que había visto nunca. Posteriormente hizo unas fotos que no tardó en mandar a sus amigos.

El pez fue devuelto nuevamente al agua. Por este motivo, algunos amigos le criticaron, ya que tal captura merecía la pena inmortalizarla, pero él consideró que debía respetar su filisofía de “captura y suelta”, a pesar de que posiblemente este lucio haya sido el mejor ejemplar de su vida.

En un criadero se topan con un lucio de 21 kilos de peso

 

Los Grandes Lagos de  Iowa son ya conocidos por tener entre sus aguas peces de gran tamaño. Por ello no es de extrañar, aunque sea una noticia sorprendente, que biólogos del Departamento de Recursos Naturales de Iowa hayan encontrado un  lucio gigante de 133 centímetros de largo con más de 21 kilos de peso en una recolección rutinaria del criadero de Spirit Lake.

El pez fue recogido, se estudió durante un breve período de tiempo y se devolvió nuevamente al lago tras haber sido capturado. Es una pieza realmente grande, uno de los lucios de mayor tamaño que se ha encontrado en los últimos meses.

Si tú también has pescado alguna pieza realmente grande puedes enviarnos su fotografía a: info@revistajaraysedal.es contándonos tu historia. ¡Queremos conocerla!


¿Lo compartes?

One comment

  1. 0
    César Varas Alonso says:

    Hola mi nombre es César Varas.
    Actualmente vivo en Oslo Noruega donde salgo regularmente a pescar truchas que campan a sus anchas en todos los arroyos y rios de este bonito pais (yo voy a pescar en metro para que os hagaís una idea)y de vez en cuando al mar donde paso hermosos momentos.Dicho sea de paso y ahunque mi afición oerdurará para siempre no no salgo tanto como cuando vivia en España.
    Al leer este articulo sobre peces grandes,yo la verdad no he cojído muchos….para fué grande un Black bass que saqué en el pantano de San juan en Madrid en los años 90 de 64 cm que devolví al agua, una trucha de 3,5 kilos que saque en el Porma y algún barbo enorme 5 0 6 kilos y poco mas.
    Pero recuerdo una mañana de Noviembre me dirigi al pantano de Entrepeñas,y deje el coche en la cola de Durón creo recordar.Era una mañana fria y aunque el cielo estaba esncapotado durante las primeras horas el sol asomaba por momentos,silencio y yo solo ante una masa de agua que parecia un gigantesco espejo por la ausencia de viento,el pantano estaba muy bajo por las tremendas sequías de aquel entonces y recorrí un par de kilómetros lanzando mis señuelos favoritos ….cambiando rapalas cucharillas y vinilos me pasé toda la mañana,los unicos seres vivos que vi fueron un par de cormoranes algún pajarillo y alguna lagartija que trataba de atrapar los escasos rayos de sol que se escaåpaban entre las nubes.Así que decidí ante la escasez de picadas dar media vuelta y poner rumbo a Madrid,pararía en Tendilla tomaría un par de cañas y compraría pan y unos borrachos para justificar mi baldia excursión.
    Coji el coche y conduje dirección a la presa,por el camino observé desde la carretera la enorme sequía que estaba presente,el pantano no estaba ni al 20%.,en teoría pensé yo,los peces deben de estar arracimados(mas cantidad de peces bañandose alegremente en menos litros de agua o no).Pare el coche a menos de un kilómetro de la presa y me dije “voy a fumar un cigarro para ver este desastre…..”mentira cochina”.
    La verdad me desanimó un poco la distancia y el mediodespeñadero que me separaba del coche y el agua,pero la afición es la afición y yo mas que afición lo que tenia eran ganas de tocar escama.Desde aquel elevado punto se veían prometedoras reculas.Tarde mas de 10 minutos en llegar al agua y empezé a lanzar a derecha e izquierda a lo largo y a lo ancho y …………nada de nada,aproveche para recolectar diversos aparejos (bastantes)que habían quedado enganchados entre las ramas y piedras de otras temporadas y coloque un pez de vinilo blanco de unos 12/15 cm que me había encontrado,lo coloqué y empezé otra a lanzar a diestro y siniestro,SERA POSIBLE….al llegar bonita recula y estando encima de una piedra yo recojiendo, mi pez a unos 20 metros navegando hacía mi…..miro hacía abajo y veo a un par de metros de mi una especie de sombra que avanza de izquierda a derecha navegando tranquilamente y sin apenas mover sus aletas el pescado más grande que he visto en un río en mi vida,.cuando terminó de cruzar ante mí le calculé mas de 2 metros pasados sin exagerar.La adrenalina recorrío mi cuerpo varias veces antes de poder reaccionar,terminé rápidamente de recojer mi señuelo,el pez estaba a unos 6-8 metros de mí(la cola me refiero),sabía que tenia una oportunidad de ejecutar un buén lance y mi posición era buena encima de la piedra,y fsssss,le coloque el vinilo a unos 6 o 7 metros por delante del hocico,cayó suave sin apenas hacer ruido ,el lance perfecto bién colocado,empezé a recojer lentamente y lo dirigí directamente a su moro,el pez no estaba asustado y incluso me pareció que imprimia algo de velocidad a su trayectoria;es mio es mio pensé yo…….el tremendo pepino izo caso omiso a mi vinilo,lo ignoró olimpicamente y ni se inmuto cuando paso a menos de 10 cm de su boca…..recojí con ganas y saltando de piedra en piedra avanzé unos metros,entre salto y salto y dado la agilidad que tenia entonces aproveche para cambiar a un rapala imitacion de trucha…….. le hice un buen lance y luego otro hasta que le perdí de vista…maldije mi mala suerte y me marché.
    Puedo garantizar por su forma que un lucio no era parecía mas una carpa gigante a cualquier otro pescado que yo conociera de cualquier manera creo que no era una carpa tampoco.
    Bueno amigos os dejo desde Oslo la historia del pez gigante que estuve a punto de pescar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *