Los rehaleros protestan en Toledo

¿Lo compartes?

Más de 300 personas, según la organización, y 125 según la Policía Nacional, se han manifestado en Toledo en defensa de la rehala y la montería como se ha venido desarrollando en España y en contra de que el rehalero sea autónomo porque consideran que es una actividad de ocio y no un negocio.

28/06/2014 | ABC

A la llegada de los manifestantes a la plaza de Zocodover, frente a la Delegación del Gobierno, el presidente de la Asociación de Titulares de Cotos, Cazadores y Actividades afines al sector cinegético de Castilla-La Mancha (Atica CLM), Juan Caballero de la Calle, ha explicado a Efe los motivos que les han llevado a esta movilización.

Según Caballero de la Calle, el Ministerio de Empleo interpreta la caza con rehala como un negocio, por lo cual quienes la ejercen deben darse de alta como autónomos aunque sean personas que se dedican a muy diversas profesiones y que, además, cuidan sus perros todo el año para que se puedan utilizar en las rehalas durante los meses permitidos.

Atica ha calculado que un rehalero puede recibir como compensación entre 6.000 y 7.000 euros si realiza unas treinta rehalas durante la temporada, aunque no todos alcanzan este número.

Con este dinero deben pagar los gastos anuales de mantenimiento y cuidado de los cuarenta perros que se necesitan para que la mitad de ellos salgan a cazar, el veterinario, la licencia de caza y el transporte de los animales hasta cada montería, además del pago de autónomos.

«No tiene ningún sentido», ha dicho el presidente de Atica de Castilla-La Mancha, quien añade que, además, la mayoría de rehaleros viven en pueblos de sierra y utilizan la caza como un complemento a sus negocios de alojamientos, restauración o artesanía, entre otros, por los que ya están cotizando a la Seguridad Social.

Ha agregado que ya hay rehaleros que han abandonado esta actividad que, en muchos casos, se ha transmitido de generación en generación, y ha indicado que un problema añadido es lo que sucederá con estos perros que se han utilizado para la montería y que dejarán la actividad.

Atica CLM denuncia la «falta de cordura» del Ministerio de Empleo y lamenta que un organismo púbicos sin competencias sobre el medio ambiente pueda «acabar con la montería española y, de paso, con la gestión de los ecosistemas que se lleva a cabo con el aprovechamiento de las especies cinegéticas».

En el manifiesto que han leído al final de la movilización, los rehaleros indican: «no vivimos de los perros y no podemos comprometer la estabilidad de nuestras familias por una diversión, por mucho que nos guste». Defienden, al contrario, la caza con rehala como una actividad deportiva y de la que sus titulares no obtienen beneficios.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *