Los pedáneos culpan a la Junta del avance de la sarna en la cabra

¿Lo compartes?

El proyecto de la introducción de la cabra montesa en los terrenos de Anciles se produjo en el 1991. Las administraciones afectadas son la Junta Vecinal de Riaño, con un 42%, el Ayuntamiento de Riaño, con un 22%, la Junta Vecinal de Burón, con un 22% y la de Liegos con un 14%.

27/06/2014 | Diario de León | JOSÉ Mª CAMPOS

En 2012 la Consejería de Medio Ambiente informó a estas administraciones que deberían pagar 18.000 euros para pagar el coste del pienso medicalizado para la cabra montés como medida para erradicar la sarna que estaba afectando y matando a este especie. Las administraciones aceptaron pero en 2013 se negaron a pagar por falta de claridad de la Junta.

El alcalde de Riaño, Javier Fernández, manifestó que la Junta no cuenta la verdad sobre la cabra en terrenos de Anciles. Recordó que existe un monte que no tiene nada que ver con el recinto de la cabra que se utiliza para pastos, tal y como en su día recomendaron desde la Junta, que decidió prescindir de este terreno y dejar de pagar la renta. «Llevamos varios años sin ingresar nada de la cabra para poder tratar de sanear a la especie con pienso medicalizado. Y resulta que cada vez está peor la cabra que tiene más sarna». Fernández lamenta que se pretenda echar la culpa a los propietarios cuando la Junta se ha gastado en los últimos años miles de euros en hacer pistas y plantaciones que están arrasadas y «lo mejor es echar la culpa a cuatro caballos que hay en ese monte».

El presidente de la Junta Vecinal de Burón Pedro Luis Álvarez dijo que un año se había pagado el pienso medicalizado pero que al año siguiente se había negado dado que la Junta no daba explicaciones del coste tan elevado del pienso y «si realmente se utilizaba todo el pienso en Anciles ya que hay cabras en Cuénabres y Portilla». No obstante considera que el tema de la cabra es un problema que existe entre los técnicos de la Junta y los ganaderos de Riaño. «Creemos que el hecho de que en los terrenos de Anciles entren ganado a pastar no es ningún inconveniente para que haya cabras». Álvarez lamentó que en 2013 la Junta no sacase a subasta ninguna cabra «cuando había ejemplares para ello». Además preció que a la Junta se le había dejado el dinero de los intereses que produce el dinero de la caza ya que «el año pasado tardaron bastante más de lo debido en pagar. Y de eso no dicen nada», según Álvarez quien lamentó que las administraciones locales son los propietarios de los terrenos pero no tienen poder de decisión ya que están en un junta que tan solo es consultiva.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *