Los ‘paranyers’ insisten en demostrar que su caza es selectiva

¿Lo compartes?

Los paranyers no cesan en su empeño para conseguir que Europa deje de concebir su método de caza (prohibido por normativa europea y nacional, y considerado delito en el Código Penal) como no selectivo y lograr así su legalización.

08/06/2014 | El País | LORENA ORTEGA

La Asociación Europea de Cazas Tradicionales (AECT) y la asociación de paranyers Apaval celebran este sábado una cumbre europea en Vila-real (Castellón) con el objetivo de demostrar “científicamente” que el uso de la liga o pegamento es un método selectivo y, por tanto, no debería estar prohibido.

El alcalde de Vila-real, José Benlloch (PSPV) abrió el congreso a través de una videoconferencia y manifestó su apoyo “incondicional” a los asistentes pero recordó que es “imprescindible” que el parany se adapte a los nuevos tiempos. Benlloch ha defendido que esta modalidad puede llegar a ser una caza sostenible y que es a través de la ciencia como deben demostrar que “esta caza tan nuestra” sea considerada legal. A la apertura asistió el teniente de alcalde y concejal de Tradiciones, Pasqual Batalla (quien fue presidente de Apaval), quien se pronunció en el mismo sentido.

El actual presidente de Apaval, Miguel Ángel Bayarri, ha manifestado no tener “ninguna duda” de que la caza es sostenible. “Si alguien pone en duda la liga, yo también pongo en duda los estudios realizados con redes”, dijo en referencia a la anulación de los llamados paranys científicos que la consejería de Medio Ambiente otorgó el pasado año para sortear la prohibición.

En el congreso han participado Jean-Claude Ricci, director científico del IMPCF (Instituto Mediterráneo de Patrimonio Cinegético y Faunístico) y el abogado de Apaval, Santiago Beltrán, entre otros participantes llegados de Bélgica, Italia y Francia.

Santiago Beltrán ha defendido que la única salida para lograr la legalización pasa por poder demostrar que la utilización de la liga (el pegamento con el que se embadurnan las ramas de los árboles) es selectiva. Por ello, exigió al Ministerio de Medio Ambiente que apruebe la realización de estudios con liga. Beltrán habló de “persecución insólita” contra los paranyers, arremetió duramente contra fiscales y el Ministerio y llegó a proponer cambiar el nombre de este sistema “para que no nos demonicen, aunque dentro de casa lo sigamos llamando parany”.

Desde el Grupo para el Estudio y la Conservación de los Espacios Naturales (Gecen) han recordado que “la ciencia” mostrada por Apaval ya fue examinada y rechazada por los tribunales. “Insistir en vestir con disfraz científico la práctica de una caza masiva y no selectiva causante de graves daños a la avifauna europea evidencia la falta de respeto a las resoluciones judiciales”, han indicado en un comunicado.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *