Los cuervos tienen su propia caja de herramientas

¿Lo compartes?

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B es el primero que analiza la capacidad que poseen algunos animales para almacenar objetos con el objetivo de no perderlos.

01/06/2015 | J&S

Foto: muyinteresante.es
Foto: muyinteresante.es

Un equipo de científicos de la Universidad de Saint Andrews, Escocia, ha descubierto que algunas especies de cuervo no sólo han desarrollado la habilidad de utilizar palitos y piedras como herramientas, sino que, al igual que hacemos los humanos, las guardan cuando no las utilizan.

El ensayo, coordinado por Barbara Klump, una ecóloga y etóloga de la citada institución, se ha centrado en un grupo de cuervos de Nueva Caledonia, Corvus moneduloides, aves del Pacífico Sur a las que ya se ha observado emplear pequeñas ramas para extraer de sus escondites los insectos de los que se alimentan.

Ahora, Klump y sus colaboradores han descubierto que después de hacer uso de sus herramientas de trabajo las colocan cuidadosamente entre sus patas. De ese modo, pueden usar su pico para comer y luego las recuperan para seguir sacando bichos de su guarida.

“Los cuervos tienen más cuidado con sus cosas cuando las emplean en enclaves situados a una cierta altura que a ras de suelo”, explica Klump. “Esto tiene bastante sentido, ya que si se desprendieran de ellas les sería más difícil volver a hacerse con ellas. De hecho, suelen cabrearse mucho si alguna se les escapa por accidente”, afirma la investigadora.

Los autores del estudio advierten, además, que cuando terminan el trabajo los cuervos guardan para otra ocasión los instrumentos en agujeros que encuentran en los árboles o bajo su corteza y recuerdan perfectamente dónde las dejaron.

Esto les evita tener que buscar o fabricarse un nuevo equipo y dedicar el mayor tiempo posible a alimentarse. Ahora, estos expertos tratan de conocer cuánto tiempo pueden llegar a utilizar una misma ramita y hasta qué punto son capaces de planificar sus estrategias.

Quién podía imaginar que algunas aves son más organizadas que muchas personas…

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *