Los ciervos abatidos en la reserva se multipliarán por cinco en diez años

¿Lo compartes?

El número de ciervos que se abatirán en la Reserva de Caza Montes Universales se multiplicará por cinco en diez años.

08/06/2014 | Diario de Teruel | M. Cruz Aguilar

Así, mientras que en la campaña 2004-2005 se sacrificaron 340 animales, la previsión para la temporada 2014-2015 es matar a 1.500 animales. El objetivo no es otro que controlar la numerosa población de ciervos que hay en la reserva y que provoca continuos daños a los cultivos agrícolas.

El número de animales abatidos ha ido aumentando paulatinamente en la última década hasta llegar a los 1.138 de este año. Pero aún así no han sido suficientes. Según se recoge en el informe presentado hace unos días ante la junta consultiva de la entidad, con los sacrificios realizados en la última temporada se ha logrado estabilizar la población en torno los 2.500 ejemplares, como constatan los agentes de protección de la naturaleza en la realización de los censos, pero no ha sido suficiente para reducirla.

El Gobierno de Aragón que es el que gestiona la reserva tiene previsto afrontar “una drástica reducción de ejemplares hasta alcanzar el nivel poblacional de principios de este siglo”, recoge en el documento elaborado por los responsables de la entidad. Para ello, se han marcado un plan de acción a tres temporadas con el que pretenden que el número de ciervos no supere los 1.500 ejemplares en el conjunto de la reserva.

Pero además de aumentar el cupo de sacrificios, el Gobierno de Aragón está trabajando de forma conjunta con el de Castilla La Mancha porque el problema traspasa fronteras y la solución pasa por adoptar medidas en todos los lugares donde hay exceso de población cérvida.

Descastes si no llegan al cupo

En las próximas tres temporadas de caza se matará a un total de 4.000 ciervos, 1.500 de ellos en la primera, 1.300 en la segunda y 1.200 en la última. Además, desde el Gobierno de Aragón señalan que en el caso de que en una temporada no se consiga el objetivo de extracción se empleará el personal de la reserva para completar el cupo durante los descastes de primavera. Y si, pese a ello, no se llegara a las cifras previstas, compensarán la merma en el plan de caza de la temporada siguiente.

Aunque el aumento de sacrificios es considerable, a los agricultores no les parece suficiente, como tampoco están de acuerdo con las indemnizaciones percibidas por los daños de 2013, que ascienden a 90.000 euros. Los afectados por las pérdidas de las cosechas apuntan que esta cifra es inferior a la de las ayudas del periodo anterior, que fueron de 171.000 euros pese a que “la campaña de 2013 fue mejor”, especifican los afectados. La cuantía se abonará el 9 de junio a todos los agricultores a excepción de aquellos cuyas indemnizaciones superan los 6.000 euros ya que esas cuantías llevan una tramitación distinta.

Cotos colindantes

El plan de caza ejecutado en el interior de los Montes Universales se complementará con los desarrollados en los cotos colindantes de Aragón Así, no solo se permitirá el sacrificio de hembras sino que se exigirá abatirlas.

El 50% de los animales que se matarán en la reserva serán hembras y además se ampliará el periodo en el que podrán sacrificarse ya que la temporada de caza se extenderá desde octubre hasta mayo. Esto ha generado numerosas críticas entre algunos sectores puesto que permitirá abatir a los animales en avanzado estado de gestación.

Según se recoge en el informe presentado ante la junta consultiva, se va a incrementar la presión sobre las hembras puesto que en la reserva hay un elevado éxito reproductivo y es creciente. Pero además, los machos no condicionan la reproducción pero sí aportan mucho más valor cinegético ya que se pueden vender como trofeos.

Más días para cazar

La temporada de caza se alargará porque, según los responsables, elevar la presión cinegética durante la temporada ordinaria se traduce en que los animales se estresan y se desplazan a zonas con menos carga cinegética para volver una vez concluye la campaña. En el documento los técnicos explican que la propuesta “más sensata” es alargar la caza en rececho hasta finales de abril sin aumentar en exceso las actuaciones cinegéticas que generan más movimientos en los animales.

De todas formas, en la Reserva de Caza Montes Universales hay paridad entre sexos, algo que no se da en otras zonas de España como Cuenca, donde por cada macho se han contabilizado hasta diez hembras.

No obstante, otro de los puntos que se analizó en la reunión de la junta consultiva es que pese a que los machos adultos se reservan para los trofeos, su número es cada vez menor, lo que sugiere que, o bien cruzan los límites provinciales, o son abatidos por cazadores furtivos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *