Los cazadores exigen más permisos para atajar plagas

¿Lo compartes?

El presidente de la Federación Provincial de Caza y también vicepresidente autonómico, Iván Sánchez, se mostró ayer preocupado por la necesidad de contar con más permisos especiales para atajar la superpoblación de cabras y conejos, principales problemas en Castellón.

06/07/2014 | El Periódico Mediterráneo | N. MARTÍNEZ

Sánchez consideró que los actuales son “insuficientes” y mostró el afán de “colaboración” mantenido siempre por su sector en relación a los posibles daños que pueden ocasionar los animales a cultivos agrícolas.

El delegado de los cazadores se mostró dolido por las recientes críticas desde Fepac-Asaja hacia el sector de la caza. Y es que la organización agraria pide a los cazadores “asumir sus responsabilidades y no excusarse con la Conselleria de Territorio”, pues los animales salvajes pueden contagiar enfermedades a los rebaños y causan daños en olvios, trufas y hortalizas.

Para Sánchez, “si los cotos no hacen más es porque la ley no lo permite o el Consell deniega permisos por determinados motivos”. Con todo, recordó que hay que estar unidos y colaborar para minimizar daños. “La confrontación no tiene sentido y para ello hay una Comisión técnica de Seguimiento de la Fauna Salvaje –la siguiente reunión es en septiembre–, entre la Unió, Fepac-Asaja, Federación Autonómica de Caza y Consell”, recordó. En opinión de Sánchez, la solución partiría de revisar la normativa vigente, “obsoleta”, así como autorizar permisos especiales, “como ahora, para cazar cabras hembra”.

El portavoz apuntó que desde el sector de la actividad cinegética son conscientes que en Castellón ahora mismo hay, principalmente, dos especies de animales que causan más problemas, todo ello agravado por la sequía: cabras hispánicas y conejos.

Como ya publicó Mediterráneo, las cabras están perjudicando almendro y cerezas en Alto Palancia (Segorbe, Azuébar…), Els Ports y Baix Maestrat. La sequía hace que se desplacen incluso a pocos kilómetros de la costa. Asimismo, en la Plana Alta, en Vilanova d’Alcolea, Benlloch y Vall d’Alba hay plaga de conejos, que perjudican los cítricos y la siembra de grano. Para este animal, se han obtenido permisos de caza en Vilanova y Vinaròs, aunque Sánchez los juzga insuficientes.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *