Los cazadores deberán aprobar dos exámenes para sacarse la licencia de la Comunidad Valenciana

¿Lo compartes?

El nuevo examen del cazador que este año arrancará en la Comunitat constará de un cuestionario práctico y otro teórico que los aspirantes deberán superar con éxito para obtener la licencia de caza.

24/02/2015 | Las Provincias | J. A. MARRAHÍ

licencias

Así lo confirmaron ayer fuentes Federación de Caza de la Comunitat Valenciana, uno de los centros homologados para la formación y las pruebas de los futuros cazadores.

El examen es un requisito que la ley autonómica que regula la caza imponía desde hace ya más de una década, pero la Generalitat todavía no lo había regulado. Hasta ahora, los cazadores se sacaban el permiso de armas, pagaban los 14 euros de la licencia autonómica y ya podían ejercer la práctica deportiva.

A mediados de enero, el Consejo Valenciano de Caza aprobó al fin la prueba de aptitud, que ya es requisito indispensable para obtener el permiso regional de caza. Como ya avanzó LAS PROVINCIAS, antes del examen los aspirantes deberán completar un curso de formación de 20 horas. Después de este aprendizaje llegará el momento del examen final, que consistirá en dos cuestionarios, uno práctico y otro teórico. Los que se presenten dispondrán de una hora de tiempo para cada una de las pruebas.

La Federación de Caza, que actualmente cuenta con unos 40.000 socios federados, será uno de los centros homologados para impartir los cursos, realizar los exámenes y certificar la aptitud de los aspirantes. Las primeras pruebas de aptitud se realizarán, presumiblemente, a mediados de este año, según los cálculos de la agrupación deportiva valenciana.

El examen tiene una ventaja añadida. Además de garantizar una mejor formación y seguridad, permitirá a quien lo apruebe salir a cazar fuera de la Comunitat sin necesidad de hacer otras pruebas semejantes en la región donde se desplace. Eso sí, deberá pagar la licencia del lugar de destino o sacarse el inminente permiso único, una especie de ‘bono’ general más caro que rondará los 70 euros pero permitirá practicar la afición en todas y cada una de las autonomías adheridas.

La previsión es que, con el examen superado, se pueda cazar en Asturias, Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Extremadura, Galicia y Aragón, además de la Comunitat Valenciana, como confirmaron las mismas fuentes.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *