Los 5 señuelos de pesca más caros y antiguos

¿Lo compartes?

¿Alguna vez  te has topado con algún señuelo antiguo en tu garaje, o en el trastero de un amigo, y te has preguntado si aún tendría valor? Pues bien, si has dado con alguno de los cinco que a continuación te mostramos estás de enhorabuena: tienes un tesoro en tus manos.

04/11/2015 | Redacción JyS

Valen miles y miles de dólares. De hecho, el Giant Haskell Minnow se vendió en una subasta por 87.300 euros. Imagínate, podrías comprar todos los aparejos que quisieras, ¡o incluso un barco!

¿Pero qué es lo que hace a estos señuelos tan valiosos? En general, el valor de un antiguo señuelo viene determinado por la cantidad de unidades de ese modelo que queden, por su belleza y por las condiciones en las que se encuentre. Las cinco piezas que te enseñamos a continuación son muy extrañas y muchas de ellas tienen más de un siglo. Y tan sólo quedan unas pocas en el mundo: eso es lo que los hace especiales.

 

VolverSiguiente

1. Giant Haskell Minnow, el más codiciado

El más deseado de todos es el señuelo de cobre creado en 1853 y que tiene por nombre Giant Haskell Minnow. Es de lejos el reclamo más antiguo y raro. Sólo se conoce la existencia de un ejemplar. En 2003, fue vendido en la Subasta de Descubrimientos de Lang en Waterville (Nueva York) por 87.300 euros.

La compañía de subastas dijo: “Es el Santo Grial de los señuelos de pesca”. Este cebo de cobre tiene una aleta rotativa con dos anzuelos ascendentes en su cola. Y es tan valiosos porque es el único que queda en el mundo. El fabricante de armas Riley Haskell patentó el diseño en 1859, y además fabricó cuatro versiones de este ejemplar, que tienen un valor en subasta de entre 8.600 y 13.000 euros.

 

VolverSiguiente

One comment

  1. 0
    Pesca says:

    Son geniales, cuanto me gustaria poder tener alguno. Me queda la misma sensacion que cuando vi un anzuelo de hueso prehistorico. Viendo el swimbait tan similar a algunos señuelos actuales pero de 1853 pienso que por suerte queda mucho por descubrir en el mundo de los señuelos. Muy interesante el articulo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *