Un lobo entra en una vivienda de Galicia y se lleva a un perro

¿Lo compartes?

Los vecinos de las localidades cercanas a Muxía relatan que en los últimos días han sufrido multitud de ataques al ganado y a sus mascotas.

21/11/2016 | Redacción JyS

Dos de las afectadas por los ataques de lobo. / La Voz de Galicia
Dos de las afectadas por los ataques de lobo. / La Voz de Galicia

Ocurrió a las tres de la madrugada del pasado sábado, en la aldea de Minitráns, dependiente del término de Muxía. Tatiana Díaz Fernández relata a La Voz de Galicia que se despertó, como muchas noches, para dejar salir a su perra para que hiciera sus necesidades. El animal estaba durmiendo en un cuarto anexo de la casa, pero aquella madrugada Díaz se llevó una sorpresa inesperada al abrir la puerta. Un lobo se cruzó con su mascota y lo cogió entre sus fauces para llevárselo. Tal y como relata Díaz al citado medio el cánido salió a tan sólo medio metro de ella.

El caso no es nuevo, ya que los ataques de lobos a perros se están incrementando en los últimos meses, aunque todavía no se habían atrevido a llegar tan cerca. “Estamos que no vivimos porque esto no es normal. Sabemos que el lobo es un animal muy protegido, pero a ver quién se atreve a vivir así. Los perros se matan cada noche a ladrar y la gente ya no saca sus animales con tranquilidad, porque tenemos mucho miedo, por los niños y por todos”, afirma la afectada a La Voz de Galicia.

No es un caso aislado

En cuestión de días se han producido más ataques en la aldea de Minitráns. Irma Silva es una ganadera que en los últimos 15 días ha sufrido varios ataques de lobo. En el último un cánido se llevó un cordero a plena luz del día, según relata al periódico gallego.

Aunque antes ya había perdido una oveja y una cría. De la oveja, que estaba atada no se encontró ni la cadena según las propias palabras de Silva, que además especifica que todos los ataques sufridos fueron entre la una y las tres de la tarde.

Otra afectada con la que ha contactado el medio gallego es Tatiana Quintáns que cuenta como a ella le mataron los lobos un pastor alemán y a su hermana, que vive en la aldea cercana de Sinagoga, otro.

Según denuncian todos estos afectados al periódico, no saben que hacer y reclaman soluciones efectivas pronto.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *